C+Charge lanza su preventa con acceso a créditos de Co2 para vehículos eléctricos y estaciones de servicio

Gilberto Rojas
| 8 min read

C+Charge es un proyecto que propone un sistema de pago entre pares que abre la posibilidad de comprar créditos de carbono para conductores de vehículos eléctricos y respalda la construcción de una red de estaciones de servicio dedicada 100 % a la energía eléctrica.

Así como lo hicieran GreenBond Meter (GBM) e IMPT.io (IMPT), C+Charge (CCHG) se une a la misión del universo del blockchain de democratizar y facilitar el acceso a la industria de los créditos de carbono, esta vez en el nicho de los vehículos eléctricos

¡Ya su preventa está abierta para todo el que quiera invertir y participar!. Cada token CCHG tiene un valor actual de 0,01300 dólares, pero esto es solo en su primera etapa de presale. Gracias a la estrategia deflacionaria que sus desarrolladores han impuesto desde el día uno, cada que supere una fase, aumentará su precio.

Son cuatro etapas de preventa y el valor final para CCHG será de 0,02350 dólares, lo que quiere decir que aumentará un 80 % de su valor antes de salir oficialmente al mercado. Para este mismo periodo, los desarrolladores y creadores de esta iniciativa decidieron poner a disposición el 40 % del suministro total de 1 billón de tokens.

Cuidado medioambiental y tecnología blockchain para atraer inversores

Los creadores de C+Charge tienen la fuerte convicción de que los créditos de carbono deben estar a la mano para que cualquiera pueda acceder a ellos a través de la carga de los vehículos eléctricos, cuestión que hoy no ocurre ¿Pero de qué va todo esto?

“Cada vez que un conductor de algún vehículo eléctrico cargue su batería, debería poder estar ganando créditos de carbono, pero no existe plataforma que ofrezca esto, hasta hoy”, comentan los líderes de este proyecto a través de su whitepaper.

Y agregan: “C+Charge quiere atraer inversores a largo plazo centrados en financiar la realización de un caso de uso lucrativo que contribuirá a beneficiar a nuestro medio ambiente”.

Con este panorama ante nosotros, es pertinente recalcar que los traders que apuesten por este proyecto y esta ‘criptomoneda verde’ en la etapa uno de la preventa obtendrá una ganancia de hasta 80 % en su inversión cuando finalice la última etapa de preventa.

Ahora, desde el portal web de la iniciativa apuntan a que los que usen el token CCHG para pagar a la hora de cargar sus vehículos eléctricos (sea carro, moto, bicicleta, scooter u otro), eliminarán los tokens del suministro total, creando y apoyando así el mecanismo deflacionario que parte desde la preventa, lo que fortalecerá aún más el valor de esta criptomoneda.

Invierte en C+Charge

C+Charge y los obstáculos que salta

Para las estaciones de servicio, C+Charge utilizará un sistema de pago universal de muy fácil acceso que no requerirá la instalación de costosos equipos para puntos de venta. Esto ayudará a que los conductores de los vehículos eléctricos puedan cargarlos sin la necesidad de ayuda alguna y muy rápidamente a través de sus tokens CCHG.

Aunado a eso, mediante la ya anunciada asociación de C+Charge con FlowCarbon, los propietarios de los vehículos eléctricos podrán adquirir y ganar créditos de carbono en forma de Goodness Native Token (GNT) cada que carguen en una estación de servicio de esta iniciativa con CCHG.

Cabe recordar que cada crédito de carbono permite la emisión de una tonelada de gases de efecto invernadero, por lo que los beneficios que se multiplican para cada uno de los que apueste por este proyecto podrían ser de enormes proporciones, sobre todo, tomando en cuenta que son muchas las empresas que están necesitando estos ‘bonos medioambientales’.

Invierte en C+Charge

Conductores y operadores de estaciones de carga

Es evidente que la tecnología blockchain reduce los costos, solo hace falta preguntarle a la banca internacional y tradicional por qué está haciendo todo lo posible por acabar con el universo de las criptomonedas. En este sentido, a través de la industria de los activos digitales, los creadores de C+Charge reducen los costos de administración de las estaciones de servicio.

Esto lo hacen al eliminar los sistemas de pago tradicionales, como mencionamos anteriormente, y también, al transmitir rápidamente y de la manera más segura posible toda la información necesaria sobre el estado de cada una de las estaciones.

Esto se traduce en que C+Charge busca convertirse en una herramienta indispensable y esencial para, por ejemplo, municipios, departamentos, estados y comunidades que ejecutan soluciones más amigables con el medioambiente.

Ahora, para los conductores de vehículos eléctricos busca proporcionarles una forma de hacer seguimiento fiable y veloz de la disponibilidad de cada una de las estaciones de servicio que están en pleno funcionamiento en sus zonas de residencia, de trabajo y/o de recreación.

En vista que todo funciona a través de la tecnología blockchain, todo lo que necesita el dueño del volante es una conexión a Internet y la aplicación que pondrá a disposición de todos C+Charge, la cual servirá para interactuar con la plataforma.

Invierte en C+Charge

Así funcionará la aplicación de C+Charge

  • Encienda el buscador de geolocalización de estaciones de carga. Este servirá para hallar rápida y fácilmente las estaciones de carga C+Charge que estén cerca del conductor.
  • A través de las múltiples opciones integradas a la aplicación, podrá utilizar los tokens CCHG almacenados en la wallet para pagar sus recargas en cualquiera de las estaciones de servicio.
  • En cualquier momento del día podrá verificar los tiempos de espera en las estaciones de carga y servicio, así como los estados operativos para saber con exactitud cuál de las opciones le conviene más para recargar su vehículo.
  • A través de la aplicación se llevará un registro de los créditos de carbono generados (GNT) y la cantidad de CCHG retenida por cada usuario.

Un dato más que interesante es que con C+Charge, los créditos de carbono podrán ser convertiros en tokens no fungibles (NFT) como parte del ‘programa de reflejos y almacenamiento’ de la propia aplicación.

Invierte en C+Charge

C+Charge borra las desventajas de los créditos de Co2 e impulsa la adopción de los vehículos eléctricos

Cifras del primer semestre de 2022, indican que el 10 % de los vehículos vendidos en todo el mundo fueron eléctricos, según lo apuntó CleanTechnica en su último informe. Y es que, aunque la adquisición de estos carros, motos, bicicletas y scooter de nueva generación está en boga, la estrategia que involucra créditos de carbono para incentivar este mercado no existe.

Otro factor a tomar en cuenta en el naciente mercado de los créditos de carbono es el poco despliegue de una infraestructura adecuada y de fácil acceso hacia estos ‘bonos ambientales’, los cuales son exclusivamente desviados a las empresas más grandes y contaminantes del planeta, en detrimento del resto del mundo.

Estas compañías utilizan los créditos de carbono como una especie de impuesto para intentar ‘contrarrestar’ sus efectos contaminantes. Esto les permite continuar emitiendo gases de efecto invernadero a diestra y siniestra sin ninguna consecuencia, en lugar de actuar de forma real en la implementación de soluciones que ayuden al medioambiente.

C+Charge quiere democratizar los créditos de carbono para que una parte cada vez mayor de los ingresos de estos ‘bonos ambientales’, los cuales se valoraron en 851 mil millones de dólares para 2022, llegue a los bolsillos de los propietarios de vehículos eléctricos que intentan hacer lo correcto para con su planeta”, apunta la iniciativa desde su whitepaper.

También es verdad que C+Charge es la única plataforma dentro y fuera de la tecnología blockchain que permite que los propietarios de vehículos eléctricos sean recompensados ​​por haber eliminado de sus vidas a la gasolina.

Otro problema que abordará C+Charge es el hecho de que la gran mayoría de las estaciones de carga están conectadas a redes nacionales, lo que hace imposible saber qué porcentaje de la electricidad suministrada proviene de fuentes renovables. Ante esto, sus desarrolladores están intentando asociarse con fabricantes de ‘cápsulas’ de energía solar para que se puedan implementar es estos espacios.

Invierte en C+Charge

C+Charge, un proyecto realmente robusto

Este proyecto de carga de vehículos eléctricos impulsado por la tecnología blockchain ha asegurado, indicaron a través de sus redes sociales, un primer socio internacional. Se trata de Perfect Solutions Turkey, el cual agregará hasta el 20 % de las estaciones de servicio.

Por otro lado, C+Charge ha sido fundado por Ryan Fishoff, director ejecutivo de American Welth Mining Corporation, empresa que se adentra en mercados tan diversos como el crypto, inversiones ambientales y sostenibles, fintech, comercio minorista, bienestar, nutrición y educación financiera.

Fishoff es el principal asesor estratégico de C+Charge. El equipo altamente experimentado y la solidez de su modelo de negocio han atraído fondos de capital de riesgo de 360° Crypto Economy por una suma de 250.000 dólares.

¡No hay tiempo que perder para invertir en el futuro de los vehículos eléctricos neutros en carbono y cargados de electricidad!

Invierte en C+Charge

Invierte en C+Charge