La ruta hacia el euro digital: BCE lanza el primer proyecto de reglamento

Liseth Seiffert
| 5 min read
La ruta hacia el euro digital: BCE lanza el primer proyecto de reglamento

El euro digital podría convertirse pronto en una realidad para la eurozona, gracias a las labores que desempeña el Grupo de Desarrollo del Libro de Reglas (RDG, por sus siglas en inglés). Los avances se dieron a conocer por medio del informe publicado por el Banco Central Europeo (BCE).

El Grupo de Desarrollo diseñó las reglas bases que marcan la ruta inicial y los procedimientos que se ejecutarán para efectuar pagos digitales con euros. Con este primer documento, la comunidad puede hacerse una idea más clara respecto a qué alcances tendría el euro digital y cuál sería la logística para su implementación.

La propuesta reglamentaria continua siendo evaluada y abierta a los ajustes necesarios, mientras el BCE comunicó que no se iniciará con la circulación de este nuevo formato hasta que se completen los preparativos necesarios y se adopte la legislación adecuada.

El BCE prepara el lanzamiento del euro digital 

La ruta hacia el euro digital: BCE lanza el primer proyecto de reglamento

Las labores con enfoque a dar curso al euro digital comenzaron a inicios del año anterior. El RDG, que está integrado por grupos de defensa de la industria y representantes de bancos centrales nacionales, busca consolidar el plan de acción adecuado. Centrándose en establecer los estándares que incluyen el marco legal en el que operarían las partes según el proyecto de ley.

Los primeros capítulos reglamentarios fueron redactados por el RDG para adecuarse a la propuesta legislativa y las decisiones de diseño que ya cuentan con la aprobación del Consejo de Gobierno del BCE. En este primer borrador del libro de reglas para dar curso al euro digital, se tratan específicamente:

(i) Los modelos funcionales y operativos, incluidos los flujos de extremo a extremo que describen el funcionamiento de todos los casos de uso y servicios relacionados con el euro digital;

(ii) Los requisitos del esquema técnico que representan la arquitectura y estándares de alto nivel que, potencialmente, deberían considerarse en el panorama del euro digital;

(iii) El modelo de adhesión que establece los derechos y obligaciones de los partícipes del sistema de acuerdo con el proyecto de ley.

Se estima que para el 2026 podrían ultimarse los detalles que den paso a la circulación del euro digital, mientras tanto el BCE invita a la población a informarse sobre la propuesta.

Además, el Banco Central de la eurozona convoca a proveedores que puedan contribuir con partes fundamentales del proyecto, como el desarrollo de aplicaciones, software, gestión de riesgos, entre otros.

¿Qué podría traer la adopción del euro digital?

La ruta hacia el euro digital: BCE lanza el primer proyecto de reglamento

El euro digital ha sido pensado por las autoridades financieras como un complemento de los pagos digitales, que cada vez toman mayor alcance. La digitalización de la economía postula ventajosa para la comodidad y seguridad de sus usuarios.

Con el euro digital, siendo emitido por la entidad pública del Eurosistema, los ciudadanos podrían acceder a pagar sus bienes o servicios en cualquier momento, de un modo fácil, sin tarifas adicionales. Hablamos de un nuevo formato para el euro, que también sería aceptado en toda la eurozona.

A su vez, el euro digital, estaría en circulación dentro de una infraestructura al alcance de sus usuarios de manera pública, fortaleciendo la solidez y disponibilidad del sistema financiero europeo, independizándolo de alternativas extranjeras.

Otro punto importante, sería contar con la modalidad fuera del uso de internet, tan efectiva como hacerlo online. Una solución de respaldo ante las caídas del sistema de la red web, que llevaría la alternativa de pagos digitales a zonas donde aún no es posible hacerlo porque no cuentan con internet.

Por último, es importante considerar que solo las entidades financieras podrían acceder a la información de cuenta del usuario, pues el Eurosistema de pagos, los procesaría sin saber quién es el responsable de cada transacción.

El euro digital no es una criptomoneda 

La ruta hacia el euro digital: BCE lanza el primer proyecto de reglamento

Solo el 20% de la población española ha oído de este nuevo concepto que recaería sobre la moneda en curso vigente en España y la mayoría de los países de Europa. Y si bien España cuenta con una fuerte inclinación por la economía de los activos digitales, surgen dudas al respecto.

Es por esto que el BCE incluye en su sitio web oficial un listado de preguntas y respuestas que ayudan a descubrir qué es el euro digital. No se trata de una criptomoneda, como Bitcoin, sino de dinero que es emitido por el Banco Central de Europa, pero en formato digital.

La digitalización del euro, permite que siga siendo respaldado por la entidad bancaria, y esto garantiza su estabilidad. La idea central del nuevo ecosistema que se intenta emplear, es contar con dinero digital público que promueva la soberanía monetaria de la eurozona.

Por último, subrayar que otros bancos centrales también estudian la posibilidad de emitir sus propias monedas digitales, como es el caso de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y el Banco de Inglaterra (BoE).

Artículos relacionados: