19 jul 2021 · 3 min read

Informe sobre Stablecoins genera confusión en la ley Bitcoin de El Salvador

Una economista salvadoreña atacó al presidente Nayib Bukele y a sus hermanos gemelos menores, luego de que un informe afirmara que la familia Bukele ha estado planeando en secreto el lanzamiento de una moneda estable y una billetera criptográfica.

Según el sitio web de El Diario de Hoy ElSalvador.com, la economista Tatiana Marroquín, una crítica abierta de Bukele y la llamada Ley de Bitcoin, la ley que hará que Bitcoin (BTC) sea moneda de curso legal en septiembre, afirmó que “la Ley de Bitcoin es un mero adorno” si un token administrado por el gobierno llegará a buen término.

El viernes, El Faro, un periódico que se ha encontrado en desacuerdo con Bukule y su régimen, afirmó que había visto videos de conferencias telefónicas entre Ibrajim y Yusef Bukele hablando con posibles inversionistas de proyectos como WhizGrid, Cardano (ADA) y Algorand (ALGO) sobre un token emitido por el gobierno llamado collon dollar y una aplicación de billetera administrada por el estado que lo acompaña. Los dos hombres supuestamente afirmaron que representaban a su hermano en las conversaciones y el periódico agregó que había visto documentos que respaldan las afirmaciones en los videos.

El editor digital de El Faro, Daniel Lizárraga, fue expulsado de El Salvador a principios de este mes como parte de una disputa cada vez más encarnizada entre el periódico y el régimen de Bukele.

El Faro citó a un portavoz del gobierno que afirmó que el plan de la moneda estable había sido "descartado", pero el periódico también citó a una fuente anónima que afirmó que la medida aún estaba activa.

Marroquín, quien ha sido crítico sobre todo lo relacionado con la Ley BTC en el pasado, agregó que si los supuestos planes de la moneda estable de Bukele se concretaran, podría haber una gran interrupción en el futuro. Ella dijo:

“Estaríamos enfrentando todos los efectos económicos de una nueva emisión de moneda y la desdolarización, aunque no tan agresiva. Sin embargo, esto sería, en última instancia, la creación de una herramienta de política monetaria. Afectaría todos los factores económicos que actualmente apoyan la dolarización ”.

En Twitter, Marroquín remarcó que hubo un claro “conflicto de intereses” en este asunto, alegando que era evidente que “la mitad de la familia Bukele maneja fondos públicos”.

En junio, ella también golpeó a una bitcoiner con sede en México, que le había dicho que “estudie” el token porque no entiende bitcoin, afirmando:

“Deberías [...] dejar de recomendarme que estudie la economía de mi propio país, del cual lo único que probablemente entiendes es la palabra 'bitcoin'”.

El Diario de Hoy también citó al Coordinador del Centro Asesor Jurídico y Anticorrupción (ALAC), Wilson Sandoval, al afirmar que el supuesto plan de la moneda estable sería “una decisión no democrática” y “basado en cero experiencia técnica e ignorancia económica. . "

Sandoval agregó:

“Los salvadoreños no han votado a los hermanos de Bukele para implementar políticas públicas”.

También opinó que una moneda estable administrada por el gobierno podría "ser desastrosa en términos económicos, ya que las decisiones involucradas simplemente representan intereses personales y comerciales" y no estaría destinada a "mejorar realmente la situación económica de los hogares salvadoreños".

En otros lugares, otros medios de comunicación que tradicionalmente han sido hostiles tanto a Bukele como a la Ley de Bitcoin, continúan presentando comentarios de críticos de la nueva ley.

Rubén Zamora, exembajador salvadoreño en Estados Unidos y Naciones Unidas, escribió en una columna para La Prensa Gráfica, expresando su disgusto por una campaña publicitaria gubernamental lanzada recientemente que ensalza las virtudes de BTC.

Zamora escribió que a pesar de los esfuerzos de la campaña “para convencernos de que bitcoin es nuestra salvación”, había buscado vilipendiar a los bancos.

Añadió que las credenciales "libertarias" de BTC como instrumento monetario eran "ilusorias", ya que los gobiernos ya "han comenzado a regularlo".