El Consejo de la Unión Europea avanza en las conversaciones sobre los reglamentos MiCA y DORA

El Consejo de la Unión Europea ha adoptado una posición sobre dos propuestas, el Reglamento sobre los mercados de activos criptográficos (MiCA) y la Ley de resiliencia operativa digital (DORA), que forman parte del muy debatido paquete de finanzas digitales de la Unión Europea. Debido a esto, el Consejo se dotó de un mandato de negociación para las conversaciones a tres bandas con la Comisión Europea y el Parlamento Europeo

A través de la propuesta de MiCA, Bruselas afirma que quiere establecer un marco regulatorio para los criptoactivos que fomente la innovación y aproveche su potencial de una manera que preserve la estabilidad financiera y proteja los intereses de los inversores. 

Dicho esto, los observadores de la industria también advirtieron que la propuesta podría dificultar que los pequeños jugadores ingresen al mercado de criptomonedas de la Unión Europea. Otros puntos de preocupación están relacionados con el requisito propuesto sobre la autorización regulatoria para las monedas estables y la prohibición de intereses en las monedas estables vinculadas a moneda fiduciaria.

La segunda propuesta, DORA, está diseñada para crear un marco regulatorio para cubrir la resiliencia operativa digital, asegurando que las empresas puedan resistir todo tipo de interrupciones y amenazas relacionadas con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en un intento por prevenir y mitigar los ciberataques, según a la declaración.

El Consejo es uno de los órganos legislativos de la UE y está compuesto por ministros delegados por los 27 estados miembros del bloque en diez ámbitos políticos diferentes. Por ejemplo, los debates sobre asuntos relacionados con las finanzas están a cargo de 27 ministros de finanzas que representan a sus respectivos Estados miembros. Junto con el Parlamento Europeo, el organismo modifica y aprueba las propuestas presentadas por la Comisión Europea que tiene iniciativa legislativa.  

“Las finanzas digitales son una parte cada vez más importante del panorama económico europeo. Es fundamental crear un entorno estimulante para las empresas innovadoras al tiempo que se mitigan los riesgos para los inversores y los consumidores. Creo que el acuerdo de hoy logra el equilibrio adecuado entre estos últimos”, dijo Andrej Šircelj, ministro de Finanzas de Eslovenia, citado en un comunicado. 

“Ambos expedientes son una prioridad para la Presidencia y ahora esperamos un rápido acuerdo con el Parlamento Europeo sobre estas propuestas”, dijo el ministro de Finanzas.

El Consejo y el Parlamento Europeo, que es la única institución de la UE elegida directamente con 705 legisladores elegidos en 27 estados miembros, ahora entablarán negociaciones de diálogo tripartito sobre las dos propuestas. Esto significa que el Parlamento, el Consejo y la Comisión celebrarán reuniones tripartitas que podrían terminar con un acuerdo provisional. 

Este posible acuerdo sería informal y tendría que ser aprobado formalmente por cada una de las tres instituciones. En el Parlamento, dicho acuerdo provisional debe ser aprobado por votación en comisión, tras lo cual es confirmado en votación plenaria por sus 705 diputados.