La criptomoneda verde C+Charge listará en BitMart el 31 de marzo – Invierte antes del sold out

La plataforma de recarga de vehículos eléctricos C+Charge, ha anunciado que cotizará directamente en BitMart desde el día 31 de marzo. Sin dudas, esto afectará a su precio, con un repunte de su valor y mayor alcance.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de preventa, y este es el primer anuncio de cotización realizado por la plataforma de criptomonedas sostenible, que permite a los conductores de vehículos eléctricos ganar créditos de carbono cuando cargan, utilizando la próxima aplicación para smartphone de la plataforma.

C+Charge termina su preventa pronto y listará en BitMart el 31 de marzo 

Lanzada en marzo de 2018, BitMart ocupa el puesto 29 en el ranking mundial de exchanges, según Coinmarketcap.com. Es dable destacar, que el intercambio mueve un volumen de operaciones de más de 500 millones de dólares en 24 horas.

El servicio de BitMart está disponible en 180 países y ofrece más de 700 operaciones con pares, ahora, a partir del 31 de marzo, incluirán además CCHG/USDT.

C+Charge ha recaudado 2,45 millones de dólares de inversores que se han adherido a su misión de democratizar el sector de los créditos de carbono.

El proyecto se acerca al final de la 5ª de las ocho fases de su preventa. El precio del CCHG aumentará de 0,01800$ a 0,01900$ en la 6ª etapa. El 29 de marzo, la preventa llegará a su fin cuando se cierre la 8ª fase, momento en el que el token tendrá un precio de 0,02350 $.

Los que compraron tokens en la primera fase, cuando el precio de CCHG era de 0,01300 $, verán su participación valorada con una prima del 80% al final de la preventa, incluso antes de que el token empiece a cotizar en BitMart.

Sin embargo, es probable que la tasa de ejecución de la venta de tokens aumente a medida que avance la preventa, por lo que se insta a los posibles compradores a que aprovechen los precios más bajos disponibles para los que compren ahora. La fase 5 finaliza en un día.

C+Charge inicia la quema semanal de los tokens restantes de las fases de preventa

En otras noticias, desde la semana pasada, C+Charge ha empezado a quemar todos los tokens no vendidos en su respectiva fase de preventa. Cada fase de preventa dura una semana.

La primera quema tuvo lugar el 22 de febrero a las 18:10 +UTC y en ella se retiraron de la circulación 35.658.291 de la Fase 2, tal y como muestra el hash de la transacción.

La segunda quema -de 35.815.716 tokens CCHG de la Fase 3- tuvo lugar el 28 de febrero a las 21:48 +UTC y también queda constancia de esta transacción.

Quemar los tokens no vendidos tiene el efecto de aumentar el valor de los tokens restantes, beneficiando así a los actuales poseedores de CCHG.

CCHG tenía una oferta total de 1.000 millones de tokens cuando comenzó la preventa a principios de febrero.

Además del nuevo programa de quema, los posibles holders de tokens tienen ahora la opción de utilizar ETH como método de pago para adquirir los tokens. La stablecoin Tether (USDT) también es un método de pago aceptado e incluye sus versiones BEP-20 y ERC-20.

Si los compradores no tienen BNB o ETH en su criptocartera, pueden utilizar dinero fiduciario ordinario guardado en una tarjeta para comprar.

El caso de uso de C+Charge como herramienta para mitigar el impacto del cambio climático ampliando el alcance de los créditos de carbono a los conductores de vehículos eléctricos ¿significa que seguramente tendrá demanda a medida que la adopción de los vehículos eléctricos continúe a buen ritmo?.

Los posibles interesados en el token CCHG tendrán que actuar con rapidez para adelantarse a la próxima subida de precios del 1 de marzo.

Los que compren CCHG hoy en la Fase 4 podrán obtener rendimientos nominales del 35% cuando finalice la preventa el 29 de marzo (véase la tabla siguiente).

Fase

Precio

% de Tokens

Cantidad de Tokens

$ Valor

Fechas de finalización

Tokens de etapas restantes quemados

Fase 1$0.0130015%60,000,000780,0008 febrero0
Fase 2$0.0145015%60,000,000870,00015 febrero35,658,291
Fase 3$0.0160015%60,000,000960,00028 febrero35,815,716
Fase 4$0.0170015%60,000,0001,020,0001 marzo 
Fase $0.0180010%40,000,000720,0008 marzo 
Fase $0.0190010%40,000,000760,00015 marzo 
Fase 7$0.0200010%40,000,000800,00022 marzo 
Fase 8$0.0235010%40,000,000940,00029 marzo 
   400,000,0006,850,000  

No hay periodo de carencia para los compradores de preventa.

C+Charge ofrecerá un sistema de pagos sin fisuras para la recarga de vehículos eléctricos

A través de su asociación con Flowcarbon, los propietarios de VE podrán ganar créditos de carbono en forma de Goodness Native Token (GNT) cada vez que carguen. 

El token GNT representa un crédito de carbono voluntario verificado, respaldado por las principales empresas de capital riesgo a16z Crypto y Samsung Next, así como por el gestor de fondos Invesco.

Además, C+Charge ofrece un sistema de pago universal de fácil acceso que no requiere que los gestores de la red instalen costosos equipos de punto de venta: los conductores sólo tienen que utilizar el token CCHG para pagar.

También proporciona a los conductores de VE una forma de encontrar de forma fiable las estaciones que funcionan sin problemas, al tiempo que proporciona a los gestores de flotas una forma de supervisar y, en algunos casos, solucionar a distancia problemas con estaciones de pago concretas.

Otra característica molesta de la configuración actual es que cada proveedor de estaciones de recarga tiene formas distintas de medir los pagos: C+Charge también elimina este problema.

El núcleo del ecosistema C+Charge es una potente aplicación para teléfonos inteligentes.

La aplicación hace un seguimiento de los créditos de carbono acumulados por los usuarios, ofrece opciones de pago, encuentra las estaciones de recarga más cercanas, calcula los tiempos de espera, permite obtener recompensas CCHG como parte del programa de reflexión por realizar compras en la aplicación y facilita la conversión de créditos de carbono en NFT comercializables.

C+Charge busca expandir la adopción de vehículos eléctricos

La forma en que los créditos de carbono se inclinan hacia las grandes empresas está frenando la adopción del VE y el despliegue de la infraestructura de recarga. Las grandes empresas suelen utilizarlas como un impuesto que están dispuestas a pagar por contaminar.

Se supone que los ganadores del actual sistema de créditos de carbono son los que producen o utilizan bienes que permiten utilizar menos carbono, pero los conductores de VE quedan injustamente excluidos.

La industria de los créditos de carbono tenía un valor de 760.000 millones de dólares en 2021 y se calcula que crecerá hasta superar los 2,4 billones de dólares en 2027. Democratizar la industria beneficiará a los consumidores, las empresas y las organizaciones sin ánimo de lucro. Actualmente, las grandes empresas obtienen todos los beneficios, mientras que los consumidores y las pequeñas y medianas empresas quedan en gran medida excluidos.

C+Charge aprovecha el poder de la tecnología blockchain para que los pagos entre particulares sean fáciles de usar y seguros. Los consumidores obtienen recompensas y los propietarios y gestores de estaciones de recarga pueden inyectar mayor eficacia a sus operaciones.

Al ayudar a C+Charge a potenciar los VE, los contribuyentes a la preventa se sitúan a la vanguardia de la inversión medioambiental, social y de gobernanza (ESG) en los beneficios que se obtendrán a medida que la humanidad transite hacia un futuro neutro en carbono.

Para celebrar el lanzamiento de la preventa y la rápida expansión de su comunidad, C+Charge organiza un concurso de 50.000 dólares que finalizará en 24 días.