21 dic 2021 · 2 min read

Una criptoempresa argentina crea una base en El Salvador para eludir las obligaciones fiscales

 

El presidente de El Salvador, amado por bitcoiners (BTC), Nayib Bukele, ha apostado fuerte a la voluntad de las empresas internacionales de cifrado de trasladarse a su país, abriendo la puerta para que las empresas de cifrado se establezcan en el país. Y hay indicios tentativos de que ha comenzado su tan esperado éxodo de criptografía.

A medida que la presión regulatoria sobre las empresas de cifrado continúa aumentando en lugares de todo el mundo, Bukele parece estar preparado para ofrecer a las empresas un espacio seguro en el que operar sin la amenaza de objetivos regulatorios en constante movimiento. Este parece ser su pensamiento detrás del proyecto Bitcoin City, que promete acelerar los permisos de residencia para los internacionales y retener todas las formas de impuestos, excepto el cargo del IVA sobre las ventas.

Y parece que Bukele tiene su primer receptor, en la forma de una empresa de criptografía argentina llamada Lemon Cash. Según El Diario de Hoy, la firma ha establecido una filial salvadoreña llamada Lanin Pay, que le permite estar "exenta de informar los movimientos de criptoactivos de sus usuarios" a los organismos fiscales en Argentina. Lanin se encargará de la custodia criptográfica de la empresa, pero Lemon afirmó que la medida no tendrá ningún impacto en los usuarios de su plataforma.

En un correo electrónico, la firma les dijo a sus clientes:

“Ninguno de estos cambios afectará la forma en que usa Lemon Cash a diario. Tus operaciones no se verán afectadas de ninguna manera y podrás seguir operando con pesos [fiat] y criptomonedas, totalmente con normalidad”.

El medio de comunicación explicó que como la custodia de la criptografía que atraviesa la plataforma ahora está a cargo de una empresa extranjera, ya no había ninguna obligación por parte de Lemon de transferir datos sobre las transacciones criptográficas de los clientes a la Administración Federal de Ingresos Públicos. Todas las transacciones con tarjetas fiduciarias y de débito seguirán estando sujetas a informes de impuestos, pero siempre que el comercio se realice en criptografía, el recaudador de impuestos parece haber sido eliminado de la imagen.

En este momento parece poco claro cómo se siente el recaudador de impuestos argentino acerca de esta medida. Sin embargo, parece que la medida no carece totalmente de precedentes.

El medio de comunicación informó que Buenbit, otra plataforma argentina que ofrece "servicios similares a Lemon", utiliza un intermediario con sede en el Reino Unido para custodiar sus criptoactivos, lo que significa que sus clientes disfrutan de las mismas exenciones de declaración de impuestos.

----

Leer más:

Las aventuras del creador de Ethereum en Argentina

Num Finance, stablecoins para monedas emergentes