El Tesoro de los Estados Unidos evalúa la viabilidad del dólar digital: descubre las últimas novedades

Gilberto Rojas
| 4 min read

Este miércoles 1 de marzo, la subsecretaria de Finanzas Internas para el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Nellie Liang, señaló que el Gobierno Federal estaría acelerando sus investigaciones sobres los procesos y consecuencias que traería la posible emisión de un dólar digital, para lo cual se vendrían numerosas reuniones en los próximos meses entre entidades estatales para abordar un tema tan transcendental.

“Hace aproximadamente un año, el presidente (Joe) Biden firmó una Orden Ejecutiva (OE) que pedía un enfoque de todo el Gobierno para el desarrollo responsable de los activos digitales. El objetivo de esta OE es la de promover la innovación responsable y, al mismo tiempo, mitigar los riesgos para los usuarios, el sistema financiero, la economía y la seguridad nacional”, explicó la funcionaria.

Asimismo, hizo referencia a que, según dicha Orden Ejecutiva, Hacienda preparó informes sobre “el futuro del dinero y los pagos, casos de uso actuales de criptoactivos y sus efectos en los consumidores, inversores y empresas; y un plan de acción para mitigar los riesgos de financiación ilícita de estos activos”.

Entidades debaten sobre viabilidad del dólar digital

El extracto anterior fue sacado directamente de una conferencia que diera Liang para el Consejo Atlántico, celebrado hace días. En la misma reunión, la funcionaria señaló que su Gobierno no ha tomado decisión alguna sobre el dólar digital, pero sí dejó en claro algunos de los “beneficios potenciales” que estima podría traer el lanzamiento de esta divisa.

La moneda digital del Banco Central (CBDC, por sus siglas en inglés) o dólar digital es una de varias opciones que manejan desde la Casa Blanca para actualizar las capacidades heredadas del dinero tal como lo conocemos hoy.

La Reserva Federal, dijo Liang, ha insistido en repetidas oportunidades que espera lanzar este mismo año el Servicio FedNow, el cual estará diseñado para permitir pagos minoristas casi instantáneos, las 24 horas del día y los 365 días del año, utilizando una forma existente de dinero del banco central, es decir, reservas, para usarlas como un activo de liquidación interbancaria.

Por el contrario, continúa, el dólar digital “implicaría tanto una nueva forma de dinero del banco central como, potencialmente, un nuevo conjunto de rieles de pago. Tanto los sistemas de pago en tiempo real como las CBDC presentan oportunidades para construir un sistema de pago estadounidense más eficiente, competitivo e inclusivo”.

En Estados Unidos, los “formuladores de políticas” continúan en su deliberación sobre la emisión o no del dólar digital y, de ser así, apunta la subsecretaria de Finanzas Internas para el Departamento del Tesoro, qué forma tomaría. La FED, por su parte, ha hecho énfasis en que solo la emitirá si tiene el apoyo total de la Casa Blanca, así como del Congreso, y también un sustento público importante.

“Incluso mientras continúan las deliberaciones sobre políticas, estamos participando en el desarrollo tecnológico de una CBDC para que podamos avanzar rápidamente si se determina que un dólar digital es de interés nacional”, sentenció.

Posibles beneficios del dólar digital

Para la funcionaria, la emisión de un dólar digital tiene claros beneficios, entre los que se encuentran la preservación del dólar y su papel en la economía internacional, la reducción de los contratiempos hoy sufridos que se presentan cada vez que se quieren hacer operaciones internacionales y, agregó, que se podría marcar la pauta para el uso de las criptomonedas estables o stablecoins en todo el mundo.

El dólar digital podría utilizarse “como un activo de respaldo para las monedas estables, lo que podría facilitar la transferencia de valor entre las stablecoins, además de respaldar una mayor interoperabilidad y elección. Según su diseño, una CBDC mayorista también puede permitir pagos transfronterizos más eficientes al aumentar la velocidad de liquidación o mediante la participación en nuevas plataformas multilaterales de pagos”.

Más adelante señaló que al mismo tiempo, otros beneficios probables de un dólar digital serían las actualizaciones de los sistemas de pago en tiempo real, incluyendo las interconexiones entre estos sistemas en distintas jurisdicciones a nivel mundial.

Ahora, estos beneficios solo corresponden a lo que Liang ha llamado la CBDC mayorista, pero también existiría un minorista, la cual se diferenciaría de la primera -principalmente- por características de acceso. Una CBDC minorista complementaría, no reemplazaría el efectivo como un pasivo digital del Banco Central al que puede acceder el público en general, sentenció.

“En su documento de discusión sobre el dólar digital, la Reserva Federal ha declarado que una posible CBDC en Estados Unidos, si se creara una, serviría mejor a EEUU siendo ‘intermediada’, lo que significa que el sector privado ofrecería cuentas o billeteras digitales para facilitar sus gestión, tenencias y pagos”, dijo.

Para cerrar manifestó que la emisión de un ‘dólar digital minorista’ contribuiría a la creación de un sistema de pago más competitivo e innovador, al apoyo de la inclusión financiera y a la preservación de la unicidad de la moneda.

Influencias sobre tomadores de decisión

Aunque no es una decisión tomada, la subsecretaria de Finanzas Internas para el Departamento del Tesoro de Estados Unidos explicó que se han hecho ciertos avances. De hecho, si se optara por no emitir el dólar digital, funcionarios gubernamentales estarían ejerciendo sus influencias en otros países para mostrarles cómo debería hacerse.

Ahora, pese a que los beneficios de la emisión de un dólar digital son muchos, Liang también se refirió a los riesgos, siendo específica en las consecuencias que podría producir una ‘corrida de mercado’ que termine desestabilizando el precio del CBDC.

Cabe destacar que estos comentarios llegan después de que el asesor para asuntos económicos del presidente Biden, Daleep Singh, informara que la Orden Ejecutiva antes mencionada estaba orientada principal, pero no únicamente al lanzamiento del dólar digital.

Si noticias como esta te llevan a pensar en invertir dentro del universo de las criptomonedas, nuestros analistas han preparado un listado de 15 iniciativas de la industria blockchain con propuestas muy robustas que estarían por explotar este mismo año, generando ganancias cuantiosas para sus inversores.