La solución a la carga de vehículos eléctricos recauda 491.000 dólares – Es momento de invertir en esta crypto

Gilberto Rojas
| 6 min read

La carga de vehículos eléctricos cada día es más común en Europa y el mundo. Los países de la Unión Europea anunciaron en diciembre de 2019 su intención de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del transporte terrestre en un 90 % para 2050 y es algo que ya se está viendo en las calles del continente.

Para 2022 la UE informaba que se prohibiría la venta de vehículos de combustión desde 2035. Pues, a partir de este anuncio han sido muchas las empresas que han presentado sus propuestas para formar parte de la nueva era energética y así poder decirle adiós a los productos derivados del petróleo.

Una de estas empresas alineadas con la protección del medio ambiente es C+Charge, firma que propone ser el puente perfecto entre la tecnología blockchain y la industria de los vehículos eléctricos.

Y ello será a través de una red mundial de estaciones de carga que funcionen con sistemas de pago crypto y que además beneficien a sus usuarios con créditos de carbono.

Esta propuesta ha logrado recaudar casi medio millón de dólares en cuestión de semanas, mientras que más y más inversores ven cómo esta compañía está dando el paso evolutivo necesario para la industria automotriz.

La adopción de vehículos eléctricos se acelera en Europa

La aceleración en la industria de la e-movilidad se acelerará exponencialmente este año, tanto así que Hyundai no venderá más vehículos a gasolina en países como Noruega. Aunque también hay que tener en cuenta que la adopción de esta tecnología, tendrá cruciales diferencias que deberán ser subsanadas lo más rápido posible entre los países europeos.

En Europa la curva de aceleración de la movilidad eléctrica en el sector público y privado continúa creciendo de forma exponencial. En cada vez más ciudades y municipios se están sustituyendo los vehículos de motor diésel por variantes eléctricas y esta tendencia se está extendiendo cada vez más a las opciones de transporte público.

Sabiendo todo eso, es inevitable que un sinfín de propuestas lleguen a todos los países del continente para intentar ser parte de la evolución que plantea esta nueva era y cuando se trata de la carga de vehículos eléctricos, C+Charge se propone estar en la vanguardia tecnológica de este sector uniendo al blockchain con la industria automotriz.

¿Qué propone C+Charge?

Este particular proyecto que apenas comienza la primera etapa de su preventa, busca incentivar a sus usuarios a usar vehículos eléctricos a través de créditos de carbono, los cuales se ganarán al cargar tu batería en cualquiera de las estaciones de servicio autorizadas.

C+Charge establecerá un sistema de pagos en las estaciones de carga de vehículos eléctricos que ofrecerá utilidad, privacidad, valor y certezas, apuntan desde su whitepaper. Y mientras esta transformación ocurre, su token nativo, CCHG, podría convertirse en una de las criptomonedas mejor valoradas del mercado.

Para el momento de la redacción de esta nota, la primera fase del presale está en pleno apogeo, habiendo recaudado poco más de 491.000 dólares en cuestión de semanas, con un valor por cada CCHG de 0,013 dólares.

Hay que tener en cuenta que esta criptomoneda es deflacionaria por imposición, lo que quiere decir que cada vez que supere una etapa de su preventa, subirá de precio, lo que generará ganancias inmediatas para sus compradores. Para la etapa dos, cada token tendrá un valor de 0,065 dólares.

El token CCHG está basado en la Binance Smart Chain y ostenta un suministro total de 1.000 millones de unidades. Según explica su página web oficial, de este suministro total, alrededor del 40 % estará disponible para la venta pública y 10 % más de los tokens será entregado a la comunidad para los que hagan staking y como obsequios.

¿Esta criptomoneda de carga para vehículos eléctricos es una buena opción de compra?

La diversificación es la estrategia más importante a la hora de hacer cualquier inversión. Con esto en mente y si ostentas inversiones en, por ejemplo, Apple, Amazon, Bitcoin, AVAX, Ethereum o Tesla, las cuales puedes encontrar en eToro, también deberías pensar en sacarle provecho a las promociones que te ofrece el apartado de las ICO, en este caso, C+Charge.

El mercado de los activos digitales es cambiante, por lo que siempre se están lanzando proyectos nuevos. Esta naturaleza dinámica hace que sea muy complejo determinar qué iniciativa es buena y cuál es simplemente una estafa.

Ante esto, C+Charge llega con una propuesta muy robusta y es una firma que a las claras querrá competir por ser de las más grandes cuando se trate de infraestructura de carga para vehículos eléctricos.

¿Cómo comprar C+Charge?

Para ser parte de los primeros inversores en apostar por C+Charge deberás seguir los simples pasos que te listaremos a continuación:

  • Paso 1. Regístrate en una wallet crypto

Para comenzar con el proceso de compra necesitas tener una cuenta en una billetera crypto, y es que ahí es donde se depositarán los CCHG. Te recomendamos usar MataMask si harás las transacciones a través de tu ordenador o TrustWallet si lo harás con un dispositivo móvil.

  • Paso 2. Conecta la wallet a la plataforma de C+Charge

Una vez hayas creado tu cuenta en una wallet deberás ir a la página oficial de la preventa de C+Charge para hacer clic en el botón que reza ‘Conectar billetera’. A partir de ahí los pasos son simples y rápidos.

  • Paso 3. Compra BNB o USDT

Una de las particularidades de esta plataforma de preventa es que solo acepta Binance Coin (BNB) y/o Tether (USDT) para comprar CCHG, por lo que si no tienes te recomendamos comprar alguna de estas criptomonedas a través de eToro.

  • Paso 4. Compra CCHG

Con sus BNB o USDT en tu wallet podrás entrar de nueva cuenta en la plataforma de preventa de C+Charge, hacer clic en el botón que dice ‘Comprar con BNB’ o ‘Comprar con USDT’, introducir la cantidad exacta que deseas adquirir y darle a comprar.

Debes tener en cuenta que los CCHG que compres te serán depositados en tu wallet una vez la preventa termina. También debes saber que no existen límites mínimo o máximo para comprar.