RUNE y Thorchain se recuperan tras el hackeo de más de US$8M

Sead Fadilpašić
| 2 min read

Tras otro ataque sufrido al protocolo de cadena de bloques Thorchain, y la fuerte caída en el precio de RUNE, la moneda ahora se está recuperando.

El precio del token nativo se desplomó un 23% en un par de horas entre el 22 y el 23 de julio (UTC). Ha vuelto a subir un 11% desde entonces. A las 7:45, cotiza alrededor de US$4.

Sigue bajando un 13% en un día y casi un 15% en una semana. El año pasado, el precio se apreció un 658%.

Thorchain confirmó en la madrugada (UTC) del 23 de julio que había sufrido un ataque que resultó en una pérdida de US$8 millones.

El equipo lo describió como “un ataque sofisticado al enrutador ETH”, con el pirata informático limitando deliberadamente el impacto, y esto fue “aparentemente un cuello blanco”.

Según el hilo de Twitter, el cuello blanco pidió una recompensa del 10%, que según la publicación se otorgará si el pirata informático se comunica. También se les debería animar a hacerlo, añadió.

Debido al ataque, el equipo decidió detener ETH Router “hasta que pueda ser revisado por socios y auditores, como una prioridad”, dijeron, mientras que los proveedores de liquidez (LP) en los grupos ERC-20 serán subsidiados.

Agregaron que “el fisco tiene los fondos para cubrir”.

El equipo sugirió que el ataque también está conectado al Protocolo Bifröst, que permite la conectividad de múltiples cadenas mediante la construcción de un puente entre las cadenas de bloques.

En otro hilo, se agregó que la red permanecerá detenida hasta que se pueda revisar todo Bifröst.

Explicaron además que el programa de recompensas del 10% ha estado en vigor durante tres meses.

Según el último tweet, la auditoría del enrutador aún está en progreso y el informe se publicará pronto. Sin embargo, el equipo afirma que “no se encontraron problemas que causen pérdidas de fondos”.

Esta no es la primera vez que el protocolo sufre un problema este mes. La semana pasada, Thorchain anunció que perdió unos 4.000 ETH (actualmente US$8.23 millones) en un ataque.

Según una autopsia del 14 de julio, un pirata descubrió una vulnerabilidad en el enrutador Thorchain cuando se trataba de tokens ERC-777 el 9 de julio. Otro problema surgió cuando el enrutador ETH fue parcheado e implementado en la red de prueba. Sin embargo, en última instancia, se actualizó el enrutamiento y se reanudó el comercio, dijo la publicación.

El sitio web también afirma que “se ha identificado el exploit ETH y se ha fusionado una solución”.