Organismo de control polaco apunta a las estafas, no a todos los anuncios de criptomonedas

| 2 min read

El regulador polaco de la competencia dice que ha estado monitoreando cada vez más los anuncios de inversión alternativa de los influyentes polacos en las redes sociales, recientemente acusando a algunas personas por promover esquemas Ponzi, pero aparentemente no está investigando anuncios relacionados con criptografía, con algunas excepciones. 

La información proporcionada por la Oficina de Competencia y Protección del Consumidor (UOKiK) indica que la agencia no está investigando anuncios relacionados con criptomonedas en Polonia a menos que anuncien estafas, sean engañosos para los inversores y les informen sobre los riesgos potenciales relacionados con dichas inversiones. 

“Desde el comienzo de la pandemia, hemos observado un número creciente de diversas inversiones alternativas anunciadas en línea, incluso en las redes sociales. Entre ellos se encuentran […] esquemas Ponzi. Desafortunadamente, para hacer que tales compromisos parezcan legítimos, dichas entidades utilizan imágenes de personajes famosos del mundo de los negocios o la política”, dijo un portavoz de UOKiK a Cryptonews.com.

El representante de la agencia dijo que, según la ley polaca, tanto la organización como la promoción de esquemas Ponzi es ilegal, y la UOKiK está actualmente “llevando a cabo una serie de investigaciones en las que presentó cargos contra los llamados revendedores, por lo que las personas que intentan convencer a los consumidores de que inviertan su dinero en tales proyectos”.

El año pasado, la agencia lanzó su campaña contra las personas influyentes en línea involucradas en la promoción de esquemas Ponzi con la primera multa importante que se le impuso a esa persona. Un youtuber polaco recibió una multa de 450.000 PLN (US$109.000), según el portavoz.

Cuando se le preguntó si existían limitaciones en los anuncios relacionados con las criptomonedas, el portavoz lo negó y dijo que “está prohibido promover sistemas tipo esquema Ponzi” y “engañar a los consumidores”.

“Además de esto, si un influencer promueve a través de su canal una inversión definida y presenta los beneficios que puede traer, también debe informar explícitamente a los consumidores sobre los riesgos relacionados con esta inversión”, dijo el representante de la agencia.

Las posibles sanciones económicas que podría imponer el organismo de control por infringir los intereses colectivos de los consumidores pueden sumar hasta el 10% de la facturación anual de una entidad por cada una de las prácticas ilegales identificadas.

Además de esto, la UOKiK dice que comparte los resultados de sus investigaciones con las agencias policiales polacas, lo que podría desencadenar más problemas legales para las personas influyentes involucradas en actividades ilegales. 

Los esquemas Ponzi se procesan en Polonia en virtud del art. 286 del Código Penal del país. La participación en tales fraudes se castiga con penas de prisión de entre seis meses y ocho años.

El año pasado, el regulador advirtió al público sobre la supuesta estafa DasCoin, ordenando al operador del token que cese sus “actividades ilegales”. La declaración siguió a una investigación lanzada por fiscales polacos sobre los creadores de DasCoin. En lo que posiblemente fue el esquema Ponzi relacionado con criptografía más grande de Polonia, los fundadores de la supuesta estafa engañaron a los inversores con un estimado de US$66 millones.

El último desarrollo se produce cuando los anuncios relacionados con las criptomonedas están provocando la ira de varios reguladores y tomadores de decisiones en toda Europa. En el Reino Unido, una campaña publicitaria masiva con sede en Londres iniciada por floki inu (FLK), una memecoin que lleva el nombre del  perro Shiba Inu del jefe de Tesla, Elon Musk, empujó a algunos políticos locales a pedir la prohibición de los anuncios con productos financieros no regulados mostrados por Transporte de Londres (TfL).