Los inversores de Sandbox y Decentraland tienen en la mira un nuevo proyecto del Metaverso: descubre el universo $TARO

Guzmán Leal
| 5 min read

El lanzamiento de proyectos como Decentraland y The Sandbox tuvo una gran adopción por parte de los usuarios al tratarse de un concepto totalmente moderno y novedoso. Hablamos específicamente del metaverso, que para ese momento era un área inexplorada para el mundo de las criptomonedas.

Con el paso del tiempo, muchos proyectos más se fueron uniendo a esta tendencia, unos con más éxito que otros. Uno de los últimos, y que está causando furor en el mercado por su jugabilidad y la inclusión del metaverso, es RobotEra. 

Se trata de un proyecto que está llamando la atención de los inversores de Decentraland y The Sandbox, quienes están familiarizados con este tipo de juegos.

¿RobotEra podrá ser mejor que Decentraland y The Sandbox?

RobotEra es un juego que tiene a TARO como el centro de su ecosistema. Este último es un token ERC-20 que opera sobre la red Ethereum, el cual actualmente está destacando por ser una de las mejores preventas del momento.

Dicho por el propio equipo de desarrolladores, la intención de RobotEra es ser “un metaverso similar a The Sandbox”. En la misma línea de competidores también se encuentra Decentraland, posicionándose como uno de los principales juegos blockchain y del metaverso.

En el caso de RobotEra, cada jugador controlará un robot que tendrá diferentes propiedades en un espacio virtual determinado. Asimismo, el proyecto integra la tecnología NFT al establecer estos personajes robóticos y las parcelas como tokens no fungibles.

Por otro lado, cada usuario tendrá la capacidad de diseñar y construir diferentes estructuras donde el límite solo será su imaginación. Además, todo lo que construya podrá alquilarlo, venderlo o intercambiarlo con otros jugadores dentro del universo TARO.

Otra de las ventajas que diferencia RobotEra del metaverso Decentraland, es que los espacios virtuales de cada jugador podrán conectarse por medio de puentes. De esa manera, los usuarios podrán formar grandes comunidades para interactuar y compartir recursos. Incluso, podrán sacar ventaja al organizar eventos o construir parques temáticos cuya entrada sea adquirible con TARO.

Los inversores se fijan en TARO

La criptomoneda del metaverso, TARO, está recibiendo una gran atención por parte de grandes inversores y analistas del mercado. Apenas en su periodo de preventa, se prevé que alcance sus objetivos de recaudación mucho antes de lo planeado. Esto se debe a que los inversores interesados en el metaverso están diversificando fuera de los proyectos más conocidos. Por ejemplo, es evidente que el precio de The Sandbox ha caído con fuerza desde sus máximos a finales de 2021, y su recuperación no está asegurada.

TARO, por su parte, se obtiene a través del minado dentro del ecosistema de RobotEra. Asimismo, se podrá recibir como recompensa realizando diferentes actividades dentro del juego.

Pero, su función más importante es ser la moneda de cambio de todo el proyecto de RobotEra en general, llamado a ser mejor que Decentraland. En ese sentido, llevará el peso de la economía del juego al facilitar el comercio de piezas esenciales para el desarrollo de la jugabilidad.

No solo eso, sino también, como mencionamos, será el medio de pago para los diferentes eventos que se susciten en el ecosistema de RobotEra. Es decir, entradas a juegos, acceso a eventos exclusivos, parques temáticos diseñados por jugadores y mucho más.

Todo eso le permite al token ganar una inmensa utilidad, lo que directamente influye en el crecimiento de su valor. Esto es un aspecto muy considerado por los inversores experimentados, quienes ven a TARO como una criptomoneda que les puede generar grandes retornos.

No olvidemos el apoyo de LBank

LBank Labs es una de las principales empresas relacionadas con el mundo de las criptomonedas, la innovadora blockchain y los exchanges. También, está asociada al grupo LBank, por lo que cuenta con la plataforma de intercambio del mismo nombre.

Uno de los principales movimientos que concretó el equipo detrás de RobotEra, es contar con el respaldo de LBank Labs. Este último, al ver el crecimiento del metaverso y los proyectos que giran alrededor de él, vio una oportunidad única de negocios, lo cual permitirá que RobotEra siga creciendo y pueda ser mejor que Decentraland.

La alianza no solo es importante y ventajosa para la preventa de TARO, sino que también es una medida para el futuro. En efecto, para cuando el token TARO empiece a ser cotizado, lo más probable es que se comercie principalmente en LBank.

De lleno, contar con el apoyo de uno de los principales exchanges del mercado, es un factor más que determinante de cara al aumento del precio del token.

La preventa de TARO está siendo un éxito

A pesar de la situación actual que vive el mundo de las criptomonedas, marcada por la inflación galopante, la caída de FTX, y ahora, la incertidumbre sobre el futuro de Binance, el mercado cripto sigue luchando para seguir en pie. Muestra de ello son los proyectos que han surgido en medio del caos, donde TARO y su preventa están llamando la atención mucho más que Decentraland.

La preventa de RobotEra se pensó para que se lleve a cabo en tres periodos, en donde cada uno se espera alcanzar una meta determinada. Actualmente, se encuentra en su primera etapa, a pocos días de finalizar.

Esta primera ronda será recordada por haber alcanzado más de $545 mil en menos tiempo de lo esperado. Cifra que se recaudó tras vender el token TARO a un valor de $0,02.

Para la segunda y tercera fase, se venderán un total de 90 millones de tokens. Sin embargo, el precio irá escalando en cada una, de $0,020 (actual) a $0,025 (segunda ronda) y luego a $0,032 (tercera etapa). Al final, se prevé recaudar aproximadamente $2,88 millones cuando finalice la preventa.

Participa en la preventa de RobotEra

Participa en la preventa de RobotEra