Los derechos de custodia y propiedad del sector de las criptomonedas son “problemas fundamentales” que deben resolverse

| 3 min read

 

El reciente colapso de la moneda estable TerraUSD (UST) ha demostrado que los derechos de custodia y propiedad están subdesarrollados para el tamaño, el alcance y las ambiciones de la criptoindustria, según el interventor interino de la moneda de EEUU, Michael J. Hsu.

El contralor presentó su opinión en el evento DC Blockchain Summit que se llevó a cabo el 24 de mayo en Washington, DC, Estados Unidos.

Hsu declaró que,

Mientras la moneda estable “se derrumbaba, el exchange centralizado más grande de los Estados Unidos reveló que, en caso de declararse en bancarrota, sus usuarios correrían el riesgo de convertirse en acreedores no garantizados. Esta divulgación renovó las preguntas sobre la naturaleza de los ‘servicios de custodia’ que brindan los exchanges centralizados y otros intermediarios”. 

Estaba haciendo referencia al anuncio de Coinbase de que, en caso de que la empresa se declarara en quiebra, tendría derecho a mantener los criptoactivos de sus usuarios minoristas como propiedad del patrimonio de la quiebra.

Según el intervertor,

“Para una tecnología y una industria tan centradas en promover una ‘sociedad de propiedad’, la falta de claridad sobre los derechos de propiedad, los modos de propiedad y la custodia de los activos digitales parece ser un problema fundamental que debe resolverse”. 

Hsu describió además una serie de preguntas, como qué poseen exactamente los consumidores cuando compran tokens criptográficos o no fungibles ( NFT ) a través de un exchange o una aplicación; cómo se reparten el paquete de derechos; y ¿en quién deben confiar los consumidores para ejercer su propiedad? 

Señaló que, 

“Establecer estándares claros para la propiedad y custodia de los activos digitales protegería a los consumidores al tiempo que permitiría un crecimiento sostenible a largo plazo”. 

El mes pasado, en sus declaraciones ante el Instituto de Derecho Económico Internacional del Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown, el contralor discutió la arquitectura de las monedas estables y la necesidad de garantizar la interoperabilidad entre los tokens cuyo valor está vinculado al dólar estadounidense.

Argumentó que sin la interoperabilidad entre las monedas estables basadas en USD, “el riesgo de que los ecosistemas digitales se fragmenten y sean exclusivos (con jardines amurallados) aumenta”.  

Hsu concluyó que,

“A largo plazo, la interoperabilidad entre las monedas estables y con el dólar, incluida una CBDC, ayudaría a garantizar la apertura y la inclusión. También ayudaría a facilitar un uso más amplio del dólar estadounidense, no de una moneda estable respaldada por una empresa en particular, como moneda base para el comercio y las finanzas en un futuro digital basado en blockchain”.

La Oficina del interventor de la Moneda (OCC) es parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. La oficina habilita, regula y supervisa los bancos nacionales de EEUU, las asociaciones federales de ahorro, así como las sucursales y agencias federales de bancos extranjeros.

—-

Leer más:

Bankman-Fried, de FTX, es acusado de engañar al público sobre el Bitcoin, ya que FT escoge sus palabras “selectivamente”

El gigante de los valores SBI adquiere una participación de control en uno de sus rivales de criptografía, BITPoint