Las acciones de GameStop cayeron un 63% después del rally del mes pasado

Emilio J. Pérez
| 3 min read
Las acciones de GameStop cayeron un 63% después del rally del mes pasado

A pesar de los titulares sonados y las aperturas de noticieros, el mercado tiende a poner a cada uno en su lugar antes o después. Es lo que le ha pasado (otra vez) a las acciones de GameStop, las cuales se han visto penalizadas un -63% desde los máximos alcanzados en el rally del pasado mes. En su punto álgido, GME cerró en 48,75 $, si bien ahora pugna por mantener el tipo en un contexto de venta fuerte.

Detalle de cotización de GME en gráfica de velas / Fuente: TradingView

El principal analista de la compañía, Michael Pachter de la gestora Wedbush, apunta a que el precio objetivo real es de 11 $. De estar en lo cierto, la caída todavía podría ser de otro -55% desde los niveles actuales.

Con todo, cabe señalar que en lo que llevamos de año las acciones de GameStop se han revalorizado un +43%. Aún así, todo parece apuntar a que ese crecimiento es fruto simplemente del capricho de los compradores organizados. Simplemente acudiendo a las últimas cuentas publicadas por la compañía podemos observar que las cifras de negocio no son como para avanzar siquiera un punto porcentual.

20 minutos bastaron para hundir la cotización un -16%


El clavo en el ataúd de las acciones de GameStop se puso el pasado Lunes por la tarde, cuando se produjo el meeting anual de la empresa. El director ejecutivo de la empresa, Ryan Cohen, se dirigió a los accionistas a través de un evento de 20 minutos de duración. En él se dijo que el minorista de videojuegos se plantea operar una red más pequeña de tiendas, aunque no proporcionó detalles de cómo tenía pensado ejecutar el plan. de acción. Tras la charla, el valor cayó un -16%.

Por lo que respecta a los resultados financieros, pocas alegrías. Las ventas netas cayeron a 881,8 millones de dólares en comparación con los 1.240 millones de dólares de hace un año. En los últimos tiempos la compañía ha estado lidiando con una desaceleración de las ventas a medida que su negocio principal, la venta física de videojuegos nuevos y usados, ​​se ve afectado por las descargas digitales.

La gran ventaja con la que cuenta la compañía son los aproximadamente 4.000 millones de dólares en efectivo que posee. Esta cifra, paradójicamente, la acumuló tras la venta de acciones de autocartera en mayo y junio.

¿Qué podemos esperar de las acciones de GameStop?


Corría el año 2002 cuando GameStop debutaba en el parqué. Veintidós años más tarde, esta empresa con sede en Texas acumula un total de 8.000 empleados repartidos por EEUU, Canadá, Australia y Europa.

Sin entrar a valorar la compañía en el aspecto empresarial, lo que sí podemos decir sin rubor es que se trata de un chicharro financiero. Es más, dentro de esta categoría forma, junto con la cadena AMC, un subgénero específico ya bautizado como meme-stocks. Esta nomenclatura guarda relación con las memecoins que tanto abundan en el mercado cripto, si bien no existe ningún vínculo entre GameStop y el ecosistema blockchain. La referencia se lanzó a propósito de cómo se gestaban las operaciones en uno y otro activo.

Como bien sabemos, las memecoins son tokens que precisan de la viralidad del proyecto para crecer. Esto hace que fuertes campañas de usuarios en RRSS consigan que criptomonedas aparentemente anodinas consigan dispararse y generar importantes rentabilidades. ¿Qué ocurre? Pues que si no se cuida ese grado de viralidad, y no hay elementos subjetivos de utilidad que inviten a holdear el token, tan pronto suben como se hunden. De ahí la importancia de saber escoger las mejores criptomonedas meme ante la enorme y creciente oferta de activos de este tipo.

Así, los meme-stocks como GameStop son aquellas acciones de baja capitalización que protagonizan grandes oscilaciones de precio fruto del consenso de los inversores. Con ello se provocan espectaculares subidas como la que vivió la empresa en 2021 a raíz de WallStreetBets, si bien luego el mercado corrige y vuelve a lastrar los títulos.

Dicho lo cual, quien quiera considerar las acciones de GameStop como un activo a invertir ha de hacerlo con el prisma de una memecoin, no de un stock al uso. De hecho, a nivel empresarial está visto que las cosas no funcionan todo lo bien que cabría esperar. Queda en la particularidad de cada cual saber si le compensa el riesgo/beneficio.

Leer más: