Japón se dispone a levantar la prohibición de stablecoins no nacionales y se adelanta al desarrollo de la Web3

Guzmán Leal
| 5 min read

A través de un informe, se pudo conocer que los reguladores japoneses están evaluando el levantamiento de algunas restricciones significativas contra las criptomonedas. Específicamente, están reconsiderando permitir el uso de las principales stablecoins del mercado, como USDT o USD Coin.

Se espera que la Agencia de Servicios Financieros (FSA) de Japón empiece a permitir la distribución nacional de monedas digitales estables que sean del extranjero para el próximo año 2023. 

Cabe destacar que, en caso de levantarse la prohibición, se aplicarán también nuevas medidas para regular este tipo de comercio. De igual manera, no deja de ser un enorme avance en la adoptación de criptomonedas a nivel global.

Japón permitirá el uso de stablecoins

Recordemos que, anteriormente, Japón legisló una propuesta de ley en donde se define la condición legal de las stablecoins, que son monedas digitales cuyo valor se encuentra atado a una moneda fiduciaria.

La ley japonesa acepta estos activos digitales como dinero digital, pero con ciertas condiciones. Una de las más importantes es que solamente los bancos licenciados e instituciones de transferencias de dinero o fiduciarias reguladas de Japón pueden distribuirlas.

Al respecto, las autoridades japonesas aseguraron que las monedas digitales podrían resultar beneficiosas para potenciar y economizar las transacciones de remesas internacionales. De igual forma, se encuentran realizando consultas públicas para conocer la opinión sobre la nueva política, según el informe de Coinpost.

Es válido destacar que la prohibición del uso de stablecoins se originó luego del colapso de TerraUSD (UST). Se trataba de una moneda estable que aseguraba una relación 1:1 con el dólar estadounidense.

El desplome del proyecto ocasionó una enorme repercusión en el mundo de las criptomonedas. Incluso, llegó a ser la causa de breve desvinculación de las principales monedas estables del mercado.

¿Cómo será ahora el uso de stablecoins en Japón?

Según los informes, las nuevas normativas sobre este tipo de activos ofrecerán la oportunidad de que los exchanges japoneses operen con monedas estables con la obligación de proteger los activos a través de depósitos y un límite mayor de remesas. Sin embargo, el levantamiento de la prohibición demandará más regulaciones relacionadas con el control del lavado de dinero, aseguró la FCA.

“Si el pago con stablecoins se extiende, las remesas internacionales podrían ser más rápidas y económicas”, refleja el informe.

En el caso de permitir las monedas estables emitidas en el extranjero, el ente distribuidor en Japón cargará con todo el peso de la responsabilidad. Al respecto, el informe señala que los distribuidores controlarán los tokens en vez de los emisores foráneos para resguardar su valor.

Por otro lado, se plantea que el límite máximo de remesas para estos activos digitales se lleve a 1 millón de yenes o 7.500 dólares por cada operación. No obstante, aún no se define cuáles serán las monedas estables que volverán a comerciarse en Japón. 

Los intercambios japoneses serán los principales beneficiados

El levantamiento propuesto beneficiará en gran medida a los servicios de intercambio de criptomonedas disponibles en Japón. Se debe a que, actualmente, ningún exchange japonés ofrece el comercio de stablecoins, tales como USDT o USDC.

Según información oficial, de los 31 intercambios japoneses registrados ante la FSA, ninguno opera con monedas estables, incluyendo firmas como BitFlyer o Coincheck.

BitFlyer, por su parte, uno de los principales intercambios de criptomonedas en Japón, solo negocia con cinco criptomonedas. Entre ellas, Bitcoin, Ether, Bitcoin Cash, XRP y Stellar, según refleja CoinGecko.

Anteriormente, la ley japonesa ya había mostrado indicios de querer promover el uso de las criptomonedas a través de nuevas normativas. El pasado 15 de diciembre, la facción gobernante de Japón, la junta fiscal del Partido Liberal Democrático, aprobó una ley que inhabilita la obligación que tenían las empresas de criptomonedas de pagar impuestos sobre las ganancias de papel emitidas en tokens.

Asimismo, los intercambios locales habían expresado recomendaciones sobre el empleo de stablecoins algorítmicas como TerraUSD (UST).

FGHT podría negociarse en Japón

FightOut se trata de una propuesta relacionada con la industria del fitness, donde buscan integrar las virtudes de la blockchain. Aparte de eso, cuenta con una enorme serie de ventajas que tienen como objetivo revolucionar el sector del move to earn tal y como lo conocemos.

Desde su preventa privada se puede prever que será uno de los proyectos a tener en cuenta para el 2023. En efecto, alcanzaron un millón de dólares en recaudación. Ahora, ya se encuentra disponible su preventa al público, a la cual se puede ingresar a través de su página web.

Actualmente, su token de gobernanza, FGHT, se vende a $0,016, sin mínimo ni máximo de compra. Además, los inversores contarán con el beneficio de un bono de hasta 50% de la cifra adquirida. Sin duda, una medida que atrae a más personas a entrar al proyecto.

No solo eso, sino que FightOut será una aplicación que contará con varias características que lo diferencian de la competencia. La primera es clara, y va acorde al concepto move to earn, que es ofrecer recompensas por toda actividad física que realice el usuario.

Pero, una de las más destacadas es la integración del metaverso y de tecnologías que permitan cuantificar el acondicionamiento físico de la persona. Para ello, el usuario contará con un avatar base que tendrá una serie de valores que se nutrirán de la actividad física real.

Por todos estos motivos, es uno de los proyectos a tener en cuenta para invertir el próximo año. Además, teniendo en cuenta que Japón podría permitir el comercio de stablecoins, existe la posibilidad de que FGHT también se negocie en los principales exchanges japoneses.

Invierte ahora en FGHT

Invierte ahora en FGHT