Invertir en Bitcoin usando las enseñanzas milenarias del bambú

Hoy en día, el mundo se mueve muy rápido. Sin importar el área de la vida que se esté observando, siempre se esperan resultados inmediatos. Hoy, el "largo plazo" son unos pocos días o incluso horas. Es imposible pensar en aquellas época donde se escribía a mano un carta, era entregada al servicio postal y recibida en destinos algunas semanas después. 

Esta misma inmediatez está afectando a los nuevos inversionistas. Personas que recién entran en el mundo de las criptomonedas, esperan ser millonarios que la noche a la mañana, en contraposición a ello, existen muchas enseñanzas de inversión ocultas en la naturaleza y que pueden ayudar a entender las virtudes de la calma y la espera.  

Hablando específicamente del bambú, esta planta milenaria, encierra muchos conocimientos que pueden aplicarse al universo cripto, especialmente al Bitcoin y que pueden ayudar a enfrentar la volatilidad del mercado. 

La siembra del bambú 

El bambú es una planta que ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de determinadas culturas sobre todo en el mundo oriental. En ocasiones se han podido convertir en árboles de 60 metros de altura junto a una sólida resistencia pero nada de eso ocurre de la noche a la mañana ni em poco años.

Una vez que es sembrada la pequeña semilla, esta puede tardar entre 4 o 5 años en brotar a la superficie, durante todo ese tiempo, estuvo echando raíces bajo tierra sin siquiera dejarse ver. Para un agricultor inexperto o principiante esto puede resultar realmente frustrante y aún más considerando que durante ese período se ha tenido que estar regando y cuidando la tierra donde supuestamente fue sembrado. 

Ahora bien, una vez que tiene su primer brote percibido, solo tarda pocos meses en comenzar a tomar un tamaño considerable superando el metro de altura en el primer año. 

La magia del bambú llevada a la filosofía de las inversiones

Una de las estrategias más usadas en el mundo de las criptomonedas por muchos inversionistas es el "hodl" (comprar y retener). Tomando como referencia el BTC para mostrar esta analogía, si una persona compró en 2017 (siembra de semilla) y la mantuvo en su portafolio por cerca de 5 años, hoy estaría disfrutando en unos rendimientos extraordinarios (una hermosa plata de varios metros).

Solo basta con ver este simple ejemplo, que también se puede asociar a los tiempos de cosecha del maíz o el trigo, para comprender como la naturaleza brinda una sabiduría de la cual nos podemos servir para escapar de los nervios de la volatilidad, FOMO y especulaciones del mercado. 

-------

2022: la FED, Ucrania y por qué enfocar las inversiones en BTC, ETH, Cardano (ADA) y stablecoins

Cómo evitar las estafas y pérdidas de dinero en los proyectos de criptomonedas, NFTs y metaversos