FTX exige la protección de sus activos a los liquidadores de la unidad en Bahamas – ¿Qué está pasando?

Gilberto Rojas
| 5 min read

Una nueva demanda enmarca el caso FTX. Esta vez, los actuales líderes del intercambio implosionado impusieron una presentación legal el 19 de marzo, en la que buscan excluir a su unidad en las Bahamas, FTX Digital Markets, de cualquier reclamación sobre los activos de la empresa, ya que, aseguran, se trataba de una mera fachada creada en su momento por Sam Bankman-Fried, solo para promover el presunto fraude.

FTX Trading, dirigida hoy por el nuevo CEO John Ray, solicitó ante un juez de quiebras en Delaware, Estados Unidos, que dictamine que FTX Digital Markets no tiene interés alguno de propiedad en la criptomoneda (FTT), tampoco en la propiedad intelectual de su desarrollo ni en las relaciones con los clientes del intercambio.

El mismo documento acusa directamente a las autoridades en las Bahamas de ayudar continuamente en los esfuerzos de Sam BankmanFried para evitar ser enjuiciado en Estados Unidos.

Batalla por los datos centrales de FTX

Los tribunales de la isla actuaron el 10 de noviembre del año pasado al colocar la unidad de FTX en las Bahamas en liquidación, mientras que un grupo más grande se declaró en bancarrota en Delaware 24 horas más tarde. Esto creó una situación poco vista con anterioridad, dado que ha provocado desacuerdos sobre los accesos a los datos corporativos almacenados de forma centralizada por la compañía.

El documento especifica que la filial de las Bahamas estaba concebida como una “protección corporativa” y era una “pieza central” en el esfuerzo de Sam Bankman-Fried “para canalizar los depósitos de los clientes de FTX Trading y otras propiedades y activos valiosos a las Bahamas, fuera del alcance de los reguladores y tribunales estadounidenses”.

Por su parte, y antes de esta nueva demanda, desde FTX Digital Markets solicitaron a la Corte Suprema de Bahamas un dictamen que determine qué entidad del implosionado intercambio es responsable de pagar a los clientes y cuál de ellas debe controlar sus activos.

Entre sus argumentos están que la filial en la isla asumió un papel “mucho más importante” para FTX.com, cuando la compañía se mudó a las Bahamas desde su sede anterior en Hong Kong.

Asimismo, explican que en el plan de negocios existe un cambio “de mayúscula importancia” para este caso, el cual se dio en mayo de 2022, momento en el que los términos del servicio de FTX.com aclaraban que FTX “tenía la intención migrar a sus clientes internacionales existentes a FTX Digital”.

FTX Digital Markets nunca realizo un servicio significativo

A su turno, este domingo, desde Delaware, se cuestionó lo dicho en las Bahamas, insistiendo en que FTX Digital Markets no realizó nunca un servicio significativo para la empresa de intercambio, por el contrario, el “cambio secreto” en los términos del servicio de FTX.com no transfirió propiedad o responsabilidad alguna a su filial en las Bahamas.

Este episodio es uno más de la novela FTX, la cual lleva meses provocando desacuerdos cada vez más enconados entre Bahamas y Delaware. Con un hueco que dejó 9 millones de clientes enfrentando pérdidas, en muchos casos catastróficas, y la desaparición de miles de millones de dólares, todo está por verse.

La Comisión de Valores de las Bahamas, como dijimos en párrafos anteriores, inició sus procedimientos de liquidación contra FTX Digital Markets un día antes de que FTX Trading y sus más de 100 afiliados se declararan en bancarrota en Estados Unidos. Desde ese momento, ambas partes han debatido fuertemente sobre la propiedad de los activos de FTX y sobre el acceso a los datos centrales de la compañía.

Autoridades de Bahamas… muy cercanas a FTX

En su momento fue noticia que FTX y los encargados de las liquidaciones en las Bahamas habían llegado a un acuerdo para intentar calmar las disputas que se enconaban en enero de este año. De hecho, habían quedado en sostener la cooperación en los esfuerzos para recuperar los activos de la compañía lo mejor y más rápido posible.

Así y todo, desde FTX Digital Markets se ha insistido en presentaciones judiciales desde entonces, que el acuerdo anteriormente dicho no impide bajo ningún concepto buscar una decisión sobre qué entidad de FTX.com controlaba al extinto intercambio de criptomonedas.

Ahora, según la presentación de la filial en Delaware, Sam Bankman-Fried, así como otros ejecutivos de la empresa, mantuvieron por mucho tiempo una relación extrañamente estrecha con las agencias de la ley en Bahamas, incluyendo al Primer Ministro, a la Comisión de Valores e incluso con el Fiscal General.

En el documento se expresa claramente que el fundador de FTX tenía la firme intención de utilizar su relación con estos personajes en las Bahamas para reducir su condena, de pagar alguna en la isla.

SMF fue arrestado e imputado por cargos de fraude. Varios de los miembros de su grupo directivo se han declarado culpables de cargos penales en Estados Unidos. Sam ha negado en reiteradas oportunidades que haya actuado mal y se espera, enfrene su juicio en octubre de este año.

El propio FTX informó este mismo mes que el citado habría tomado 2.2 mil millones de dólares de la compañía durante un periodo en el que el intercambio de criptomonedas perdió alrededor de 8.000 millones de dólares de sus clientes.