FTX consigue autorización para liquidar 3.400 millones en criptoactivos: ¿El mercado cripto corre peligro?

FTX consigue autorización para liquidar 3.400 millones en criptoactivos: ¿El mercado cripto corre peligro?

El pasado miércoles 13 de septiembre, el juez John Dorsey, uno de los encargados de gestionar la quiebra de FTX, autorizó a la extinta compañía a que efectuase una liquidación de activos por valor de 3.400 millones de dólares.

Con ello, daría comienzo el proceso de restitución y pago a los afectados por la quiebra, aunque los clientes de FTX en Japón pudieron ser los primeros en cobrar gracias al complejo régimen jurídico que tiene el país.

Ahora bien, ¿Cómo se tomará el mercado un evento de tal magnitud?. ¿Estamos preparados para ver liquidaciones masivas de las principales criptomonedas que componen las carteras de FTX?

Los activos totales de FTX se cifran en 7.300 millones de dólares


En una publicación fechada en el mes de abril del presente año, Reuters de hacía eco de las palabras del abogado de FTX, Andy Dietderich, ante el tribunal de quiebras de Delaware. En dicho testimonio, Dietderich recogía el monto de todos los activos que se había podido recuperar desde que fuere declarada la quiebra del exchange en noviembre de 2022. Sólo en cuatro meses, más de 800 millones de dólares habían aflorado.

Sin embargo, los activos que se ponen en liquidación serían aquellos fáciles de enajenar, puesto que las innumerables participaciones empresariales e inversiones que hizo FTX no tienen una fácil contraparte. Por tanto, los 3.400 millones estarían compuestos básicamente por criptomonedas.

Según un reciente informe, se estima que, entre otros activos financieros, FTX todavía conserva más de 560 millones de dólares en Bitcoin, 192 millones en Ethereum, 120 millones en Tether, 119 millones en Ripple  y 1.160 millones en Solana.

Solana sería la criptomoneda más perjudicada


El temor del equipo de Solana frente a una venta masiva de tokens SOL es más que comprensible. Estamos hablando de que FTX conserva en estos momentos cerca del 16% de la capitalización total de la moneda, por lo que saber que tal proporción va a ser vendida sí o sí puede poner nervioso a más de un inversor.

Sin embargo, parece que los tenedores de SOL confían más en el proyecto que en las consecuencias de la desinversión, y paradójicamente el precio de Solana ha crecido un +10% desde el pasado día 13 de septiembre, cuando saltó la noticia:

Detalle de cotización de SOL desde el 13 de septiembre / Fuente: TradingView

Detrás de este comportamiento bien puede estar la resiliencia del equipo directivo de Solana, que lleva tiempo preparando el terreno (y preparando a los inversores) para lo que antes o después iba a producirse, y es la liquidación de las posiciones en SOL de FTX.

Sin ir más lejos, el pasado día 1 de septiembre se recogieron transferencias masivas de tokens SOL desde wallets frías de FTX, lo que Anatoly Yakovenko, CEO de Solana, interpretó como el inicio del proceso. Más tarde, el 11 de septiembre, el mismo Yakovenko publicaría un tweet bastante explícito sobre la política de resistencia que iba a emprender la comunidad Solana ante las turbulencias que se avecinaban:

Coinbase minimiza el impacto


Ante la incertidumbre que ha despertado este proceso de liquidación, hay algunas voces autorizadas que han querido adelantarse y arrojar luz sobre las consecuencias reales. El más claro de ellos ha sido Coinbase, quien aprovechó su comentario semanal de mercado para afirmar con rotundidad que no estamos ante una próxima crisis en el sector.

“Tras cierta presión vendedora a principios de esta semana, los mercados se recuperaron más tarde, lo que creemos que reconoce implícitamente que hay varios factores atenuantes que deberían reducir el riesgo de sacudidas del mercado cuando estos tokens se vendan”

Coinbase

Los cuatro argumentos que ofrece la compañía serían los siguientes:

  • El plan de liquidación contempla una limitación de las ventas semanales, que comenzarían por 50 millones de dólares para ir gradualmente incrementándose hasta 100 millones. Con esto se protege no sólo al mercado, sino también a la propia FTX, que sería víctima de una caída abrupta de precio.
  • Las ventas de tokens internos también tendrán sus límites, y contarán con preaviso de 10 días.
  • Buena parte de los tokens SOL en manos de FTX están bloqueados a vencimientos entre 2025 y 2028. Se podría subastar las claves de las wallets, pero los tokens no serán enajenados hasta que llegue el vencimiento.
  • Existe la opción de que FTX aplique coberturas sobre las ventas de BTC y ETH.

Con todo ello, Coinbase considera que el escenario previsto es mucho más optimista de lo que inicialmente se había pensado.

Mientras tanto, Bitcoin coge fuerzas de cara a su próximo halving


Otra de las criptomonedas en cartera, Bitcoin, parece siquiera haber notado el temblor que provocó la noticia de la liquidación. De hecho, el valor ha logrado crecer un 4,5% desde el pasado 13 de septiembre:

Detalle de cotización de BTC desde el 13 de septiembre / Fuente: TradingView

Además, lejos de preocuparse, los inversores se estarían mostrando optimistas a futuro.  Según publica Santiment, los inversores parecen estar preparándose para el evento halving que tendrá lugar en abril del próximo año.

Prueba de ello sería en aumento a máximos anuales de la actividad de las direcciones de Bitcoin, al tiempo que las ballenas estarían acomodándose frente a un periodo próspero que pronto llegará.

Artículos relacionados