. 3 min read

Estados Unidos intensifica la presión política sobre El Salvador en medio de los planes de Bitcoin

Ahora, aparentemente, Estados Unidos está aumentando la presión sobre El Salvador, que está impulsando sus planes de adoptar bitcoin (BTC) como moneda de curso legal junto con el dólar estadounidense.

fuente: Adobe/Maksym Kapliuk

Las tensiones han aumentado entre el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y la administración de Joe Biden en Estados Unidos, y Victoria Nuland, la subsecretaria de Asuntos Políticos de Estados Unidos, visitó ayer a Bukele para conversar cara a cara.

Si bien Reuters informó que Nuland había expresado la “esperanza” de que El Salvador y el Fondo Monetario Internacional (FMI) (que no está contento con los planes de Bitcoin de El Salvador) finalizarían el acuerdo “tras el movimiento dramático del país para hacer que Bitcoin sea de curso legal”, Los medios de prensa nacionales adoptaron una visión menos optimista de la cumbre. Julie Chung, subsecretaria de Estado adjunta para el hemisferio occidental, acompañó a Nuland, quien había emitido advertencias sobre el enfoque del gobierno de Bukele hacia China antes de la cumbre.

Beijing ha ofrecido apoyo financiero para El Salvador últimamente, un hecho que ha despertado preocupación en Washington.

Nuland también advirtió a Bukele que preste atención a una próxima lista que Estados Unidos lanzará en los próximos días, la cual, según ElSalvador.com, “contendrá los nombres de funcionarios salvadoreños vinculados a la corrupción”. Estos funcionarios, agregó el medio de comunicación, “serán sancionados con la pérdida de sus visas estadounidenses durante al menos tres años”.

Bukele había descartado la lista en el período previo a la reunión, calificándola de “política”.

Nuland también advirtió a Bukele que Washington estaba cada vez más preocupado por el creciente control del gobierno sobre el poder judicial salvadoreño y la libertad de prensa nacional.

Sin embargo, es probable que se sienta consternada al saber que tales súplicas estadounidenses han caído en oídos sordos hasta ahora, con un grupo de lo que los medios nacionales han calificado de partidarios de Bukele designados como jueces en la Corte Suprema de El Salvador en la víspera de su visita. La Asamblea Nacional juró a cinco nuevos magistrados de la Corte Suprema, también según Elsalvador.com, y el nuevo líder del grupo proviene del mismo grupo de abogados pro-Bukele que derrocó con éxito a los magistrados de la Corte Constitucional a principios de este año.

Los nuevos magistrados presidirán la Corte Suprema hasta 2030, un hecho que los críticos afirman que ahora le ha dado a Bukele un control similar al de un vicio sobre todos los órganos del gobierno.

La sangre fría entre Washington y El Salvador bien podría continuar, sin que ninguno de los lados parezca dispuesto a retroceder tal como están las cosas.

Mientras tanto, el gobierno de Bukele sigue adelante con los planes de infraestructura con poco más de dos meses antes de que el país dé la bienvenida a BTC como moneda de curso legal. Según La Prensa Gráfica, el ministro de Finanzas, Alejandro Zelaya, amplió los planes del gobierno de implementar dos plataformas de pago y billetera criptográfica emitidas por el estado. Las versiones nombradas Chivo, B2B y B2C ya están en desarrollo, y el jefe de finanzas declaró que la primera sería “atractiva” para los comercios.

Aparte de los compromisos para garantizar pagos sin comisiones, Zelaya no dio detalles sobre cuáles serían las ventajas de usar la aplicación, pero bromeó:

“Tenemos que hacer la billetera B2B de una manera que sea atractiva para el uso corporativo, de lo contrario, nadie la usará”.

Pero Bukele también ha sido criticado por críticos que afirman que el gobierno está entregando directamente la licitación al desarrollador de la aplicación, en lugar de realizar un proceso de licitación pública transparente. Bukele no ha revelado públicamente qué empresa está desarrollando la aplicación, pero muchos esperan que la empresa estadounidense de BTC Strike participe de alguna manera.

La medida, dijo ElSalavador.com, es una reminiscencia de la medida del día en 2010 para entregar un contrato de pago de transporte público electrónico al gigante latinoamericano Sistema Único de Boletos Electrónicos (Sube). El gobierno en cuestión era la muy difamada administración del FMLN. Desde entonces, el Partido FMLN ha caído en desgracia espectacularmente y desde entonces se ha convertido en uno de los partidos más pequeños de la Asamblea Nacional. Tres de sus cuatro diputados han lanzado dos licitaciones distintas para descarrilar la nueva ley.