En medio de la incertidumbre, se disparó el dólar cripto en Argentina

| 2 min read

Desde hace años que Argentina no vive una economía tranquila. Tiene una de las mayores inflaciones del mundo y el controlar el precio del dólar se ha vuelto una de las máximas del gobierno de Alberto Fernández. Sin embargo, más allá de los intentos, los precios siguen subiendo.

El sábado, con la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, el dólar que aumentó fue el cripto. Los exchanges locales tuvieron un tráfico nunca antes visto: Buenbit, por ejemplo, creció un 300% su demanda de monedas estables vinculadas a la moneda estadounidense. Lemon Cash y Belo fueron otros que también tuvieron mucho tráfico.

Comprar USDT utilizando pesos argentinos en Binance, lo que se hace a través del comercio P2P, está en los 260 ARS, lo que es un aumento considerable teniendo en cuenta que el viernes, previo a la renuncia de la autoridad, estaba cercano a los 230. Otros intercambios tienen una tarifa aún mayor que llega a rozar los 300 ARS. Si la medida es el dólar oficial la brecha es mucho mayor: está 126 ARS.

El dólar en Argentina está desdoblado: además del comercio tradicional está el paralelo. Y en el segundo es en el que se refugiaron los argentinos, que a través de los bancos no pueden comprar más de 200 USD, el que tiene dos impuestos (así se llama solidario) y se adquiere por un precio cercano a los 215. ¿Por qué está la imposibilidad de comprar dólares? El 1º de septiembre de 2019 se lanzó el Decreto Nº 609/2019, que establece una cantidad máxima.

El aumento de la demanda de monedas estables tiene una doble lectura: cambiar sus ahorros de pesos a dólares para resguardarse de la inflación o hacer “un rulo cambiario”. ¿Cómo funciona? Vender USDT por pesos argentinos y comprar dólar oficial/solidario para obtener más USD por la diferencia cambiaría. Ejemplo: se vende a 260 y se compra a 215.

Según Statista, Argentina es el sexto país del mundo con mayor adopción a las criptomonedas y más de un 21% de los argentinos ya habían tenido un acercamiento con ellas para el 2021. Este número es muy superior al resto de las naciones de Sudamérica.