El Salvador: Parlamento da luz verde a fondo de US$150 millones para el Bitcoin

Tim Alper
| 3 min read

El camino de Bitcoin (BTC) para convertirse en moneda de curso legal en El Salvador superó otro obstáculo, con el parlamento aprobando un proyecto de ley para lanzar un fondo de adopción de US$150 millones, pero los críticos del gobierno continúan expresando su descontento.

La aprobación del fondo por parte de la Asamblea Nacional nunca estuvo en duda debido al tamaño de la mayoría del partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele (56 de 84 escaños). El fondo permitirá al gobierno brindar apoyo para transacciones BTC-USD, y el dinero será administrado por el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal). Bukele es consciente de que es probable que muchos comerciantes busquen convertir los pagos de BTC en fiat, particularmente en las primeras etapas de su plan.

Se han destinado otros préstamos por valor de US$30 millones para un proyecto en el que el gobierno ofrecerá a los usuarios de su nueva billetera y plataforma de intercambio de bitcoins, Chivo, un bono de saludo dorado de USD$30 en BTC.

Y el gobierno también gastará US$23.3 millones en nuevos puntos de venta que albergarán cajeros automáticos criptográficos.

Según el sitio web ElSalvador.com del periódico El Diario de Hoy, la ministra de Economía, María Luisa Hayém Brevé, afirmó que el Tesoro aún podría aumentar el tamaño del fondo de US$150 millones.

El ministro agregó:

“Tenemos varios equipos en el país para mostrarle a la población cómo usar la billetera Chivo. Hemos desarrollado una aplicación fácil de usar para que todos los salvadoreños aprendan a usar esta criptomoneda ”.

Pero la resistencia a la adopción de criptografía continúa. El mismo periódico citó a varios diputados de la oposición hablando sobre el proyecto de ley y los planes de adopción en general.

Los parlamentarios de los dos principales partidos de oposición, FMLN y ARENA, se pronunciaron en la Cámara en el debate previo a la votación.

René Portillo Cuadra de ARENA criticó al gobierno por pagar la adopción a través de una serie de préstamos que, según él, en última instancia, tendría que pagar el contribuyente.

Él afirmó:

“Hay algo sospechoso en este negocio de bitcoins. Alguien se beneficiará de ello, pero no son las personas, es decir, los que poseen negocios. El tiempo nos dará la razón”.

Anabel Belloso, una diputada del FMLN que co-lanzó un intento fallido para descarrilar el proyecto de ley de bitcoin a principios del verano, llamó al fondo un “vínculo en una de las decisiones más irresponsables que esta Asamblea haya tomado”.

Belloso afirmó que sólo unos “pocos” seleccionados se beneficiarían de la medida, y que el plan de adopción vería una escalada de la “desigualdad” en el país.

La mayoría de los parlamentarios desestimaron una protesta (aún en curso) de un número aparentemente pequeño de ciudadanos “ancianos” que se oponen a la idea de recibir sus pensiones en BTC (una idea que el gobierno ha descartado) como un asunto para “un pequeño grupo de personas” fuera del Edificio de la Asamblea Nacional.

Pero Portillo Cuadra afirmó que la oposición a la adopción no estaba compuesta por “ancianos descontentos en la esquina [de la carretera que conduce al edificio]”, sino que en realidad era un sentimiento compartido por “más de 6 millones de salvadoreños”.

Otros parlamentarios advirtieron que el hecho de que Cuba también estuviera recurriendo a las criptomonedas era una señal de advertencia, y agregaron que El Salvador no debería seguir el mismo tipo de políticas que un paria económico como Cuba.

Sin embargo, a algunos les preocupa que el plan de adopción pueda conducir a la exclusión financiera. El Salvador depende del respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y tiene la esperanza de obtener un nuevo préstamo en las próximas semanas. Pero según la Revisión Financiera Internacional, los bonos soberanos han estado en caída libre desde principios de junio, cuando Bukele tomó su primera decisión de adopción de BTC.

El anuncio de adopción de BTC ha “alimentado las preocupaciones de que podría poner en peligro un acuerdo con el FMI”, escribió.

El medio de comunicación citó a Siobhan Morden, directora de estrategia de renta fija para América Latina de Amherst Pierpont Securities , afirmando:

“Los rendimientos en dificultades sugieren un acceso restringido al mercado y el reingreso solo es posible a niveles más bajos bajo un programa formal del FMI”.

Como se informó, en agosto, la agencia calificadora Fitch Ratings advirtió sobre las posibles consecuencias negativas de que El Salvador adopte BTC para sus instituciones financieras y sector de seguros. El país tendría que mantener BTC y estar expuesto a la volatilidad diaria, o vender cualquier BTC entrante inmediatamente al mercado, lo que incurriría en otros costos, según la agencia.