25 feb 2022 · 4 min read

El precio del suelo en el metaverso se rige por estos cinco factores

Los precios de los bienes raíces en el metaverso están determinados principalmente por la cantidad de personas que estarán expuestas a ellos y qué tan bien se puede convertir en una máquina generadora de rendimiento para sus propietarios a través de varias estrategias de monetización, un director de fondos de cobertura que se especializa en activos digitales ha argumentado en un nuevo ensayo.

“¿Qué significa ser un 'vecino' en el metaverso? ¿Por qué importa? ¿Qué pasaría si Snoop Dogg tuviera varias casas en el metaverso? ¿Los precios de la tierra cerca de todas esas casas obtienen una prima? Francamente, nadie lo sabe”, Joel John, director de la firma de inversión enfocada en activos digitales LedgerPrime, abrió su ensayo diciendo.

Continuó explicando que, a diferencia de los tokens, que se pueden dividir en partes más pequeñas, los terrenos digitales en el metaverso generalmente requieren cantidades significativas de capital para comprar. Por ejemplo, dijo que el precio promedio de un terreno en The Sandbox (SAND) es de alrededor de USD 10.399, mientras que es de aproximadamente USD 11.954 para un terreno en Decentraland (MANA).

Para comprender estos precios, escribió John, es importante comprender primero qué es realmente la tierra en el metaverso. Y según él, no es más que “una trama donde puedes expresar cualquier cosa digitalmente”.

Más específicamente, el inversionista profesional argumentó que hay cinco factores principales que pueden afectar el valor de una propiedad inmobiliaria digital:

  1. Pisada general
  2. Proximidad memética
  3. Contexto geoespacial
  4. Financiación
  5. Arte.

El primero de ellos, la "pisada general" se refiere a la cantidad de personas que estarán expuestas a una propiedad inmobiliaria digital, al igual que las propiedades comerciales tradicionales son más caras en áreas donde pasa mucha gente.

Luego viene lo que el autor llama “proximidad memética”, que describió como la capacidad de estar cerca de algo o alguien en el metaverso que se espera que genere atención.

Además, el contexto geoespacial tiene que ver con cómo alguien puede ganarse una reputación al poseer el mismo activo que posee una persona conocida, o al poseer un terreno cercano a una persona o empresa famosa.

Luego, la financiación se refiere a la creciente interconexión entre las finanzas y el metaverso, con varias estrategias de inversión empleadas para obtener ganancias o generar rendimientos a partir de bienes raíces digitales. Por ejemplo, el rendimiento de la tierra del metaverso podría provenir del alquiler de la tierra o de la división de la tierra en fracciones que la gente puede comprar a precios más bajos, sugirió John. La tierra digital que es más adecuada para estas estrategias se valorará más alto, dijo.

Por último, el valor de la tierra del metaverso siempre estará influenciado por el diseño del juego en el que se encuentra. Si los gráficos y el arte interno de un juego son "impresionantes", es probable que los desarrolladores subasten las parcelas de tierra en el juego. Los terratenientes podrían luego anunciar o cobrar tarifas a otros usuarios por usar la tierra o por dejarlos pasar a través de ella, escribió John.

Mientras tanto, contrarrestando un argumento comúnmente escuchado de que la tierra del metaverso no puede valer mucho porque puede generarse indefinidamente, John afirmó que cree que este argumento se basa en una lógica defectuosa.

“Es lo mismo que decir que los blogs no valen mucho porque hay infinidad de blogs. El valor de una parcela de tierra en el metaverso es directamente proporcional a la atención que recibe en diferentes momentos”, dijo.

Al comentar sobre la diferencia entre invertir en tierras del metaverso y criptoactivos tradicionales, el inversor señaló que estos dos tipos de activos digitales no se comercializarán de la misma manera. La razón de esto, argumentó, es que los altos costos de los terrenos digitales significan que la mayoría de los propietarios elegirán “desarrollar” sus tierras.

“Estas parcelas tienen una alta barrera de entrada, e incluso cuando un colectivo las posee, tienen incentivos para desarrollarlas en lugar de revenderlas de inmediato por dinero fácil”, escribió.

John concluyó que, en su opinión, las tierras del metaverso actual gobernadas a través de organizaciones autónomas descentralizadas (DAO, por sus siglas en inglés ) son "simbólicas de hacia dónde puede tender Internet en partes y piezas: descentralizado, propiedad del usuario y un poco loco", y agregó:

"El futuro, a mis ojos, es una remezcla del pasado".

----

Leer más:

Los finalistas del Hackathon de ETHDenver apuntan a DeFi, NFTs, DAOs y Metaverso

Un hombre demanda a OpenSea por el robo de NFT y pide más de un millón de dólares por daños y perjuicios