El ex gerente de Coinbase se declara inocente de los cargos de fraude electrónico

| 2 min read

 

En lo que se describe como el primer caso de uso de información privilegiada relacionado con las criptomonedas en los EEUU, un exgerente de producto en el importante exchange Coinbase y su hermano se declararon inocentes de los cargos de fraude electrónico. 

La defensa se basa en el supuesto de que los criptoactivos no son valores o mercancías, por lo que el caso podría tener un impacto en la jurisprudencia estadounidense relacionada con el estatus legal de las criptomonedas.

Ishan Wahi, de 32 años, fue arrestado el mes pasado en Seattle después de que los fiscales decidieran que era probable que compartiera información confidencial con su hermano Nikhil y su amigo Sameer Ramani. Sus actividades supuestamente estaban relacionadas con los próximos anuncios de nuevos criptoactivos que Coinbase permitiría a sus usuarios comerciar, informó Reuters.

En una declaración emitida el mes pasado, después de que se presentaran cargos contra los acusados, el fiscal federal Damian Williams dijo que,

El “mensaje con estos cargos es claro: fraude es fraude es fraude, ya sea que ocurra en la cadena de bloques o en Wall Street. Y el Distrito Sur de Nueva York seguirá siendo implacable en llevar a los estafadores ante la justicia, donde sea que los encontremos”.

Durante una lectura de cargos en un tribunal federal de Manhattan ante un juez de distrito de EEUU, los dos hermanos se declararon inocentes. Mientras tanto, su amigo sigue prófugo, y las fuerzas del orden estadounidenses intentan determinar su paradero.

David Miller, abogado de Ishan Wahi, dijo que los cargos deben desestimarse ya que el tráfico de información privilegiada requiere la participación de valores o materias primas, y este no es el caso. El fiscal Noah Solowiejczyk no está de acuerdo y afirma que la información no era pública y que el enjuiciamiento contra los acusados ​​coincidía con casos anteriores de fraude electrónico.

Los fiscales afirman que Nikhil Wahi y Ramani usaron billeteras ethereum (ETH) para adquirir criptomonedas y luego las intercambiaron al menos 14 veces antes de que Coinbase hiciera los anuncios oficiales en junio de 2021 y abril de 2022. La fiscalía dice que los anuncios generalmente causaron que los activos aumentaran sus precios y generó al menos USD 1,5 millones en ganancias ilícitas para los acusados.

La próxima comparecencia ante el tribunal de los acusados ​​está prevista para el 22 de marzo y la fianza para los hermanos Wahi se fijó en 1 millón de dólares cada uno. La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC) ha presentado cargos civiles relacionados contra los acusados.

—-

Leer más:

Las acciones de Coinbase suben 45% luego de su asociación con BlackRock

Los bancos portugueses dejan de ofrecer servicios a las bolsas de criptomonedas