. 5 min read

Ballenas están comprando criptomonedas menos conocidas y dejan de lado criptos más populares

Debido a los momentos de tensión que se viven en el mercado, provocado en gran medida por la caída de FTX y la tendencia bajista, las ballenas están en búsqueda de criptomonedas menos conocidas para invertir. Sobre todo, teniendo en cuenta la inestabilidad que viven las criptos más reconocidas y que esperan que bajen su valor mientras exploran otros proyectos.

Podría decirse que las ballenas están analizando algunas altcoins en concreto que, por ahora, tienen un gran futuro. Especialmente porque se encuentran en su fase de preventa y obteniendo números fantásticos. 

Una gran inversión por parte de las ballenas sería un factor que termine de impulsar el valor de estos tokens. Descubramos cuáles son las criptomonedas menos conocidas de las qué hablamos.

Criptomonedas menos conocidas que las ballenas están comprando

Actualmente, en el ecosistema cripto, existen una gran variedad de monedas digitales. Sin embargo, son pocas las que cuentan con un proyecto sólido. Esto es un aspecto que analizan muy bien las ballenas, lo que les permite realizar inversiones inteligentes y que les generen ganancias en el mediano y largo plazo.

Por tal motivo, profundizaremos sobre aquellas criptomonedas menos conocidas que están recibiendo la confianza de grandes inversores en un momento de incertidumbre marcado por la caída de FTX.

1. D2T, el token de una plataforma de trading

Dash 2 Trade es una nueva plataforma de trading hecha por y para traders, que actualmente ya cuenta con una comunidad de más de 70.000 usuarios. Es un ecosistema muy fácil de usar, pero que está lleno de herramientas de gran utilidad a la hora de invertir en el mundo de las criptomonedas.

En efecto, gracias a Dash 2 Trade, los usuarios pueden tener un seguimiento de las comunidades, hacer copy trading, establecer señales, recibir pronósticos y poner en marcha tus propias estrategias de inversión.

Por su parte, D2T, es el token nativo de la plataforma, además de ser la moneda de cambio de toda operación que se suscite dentro de la misma. Hasta ahora, se encuentra en su fase de preventa, y por su gran utilidad puede multiplicar su precio en poco tiempo. Por tal motivo, es una extraordinaria alternativa si consideramos la diversificación de nuestro portafolio, tal como lo hacen las ballenas.

Desde el lanzamiento de su ICO, el proyecto ha recaudado alrededor de 7 millones de dólares. El objetivo son 8,7 millones de dólares, lo que significa que están muy cerca. Nada mal para una de las criptomonedas menos conocidas.

Invertir en Dash 2 Trade

2. TARO, una de las criptomonedas menos conocidas

RobotEra consiste en un juego basado en el metaverso con una modalidad de construcción, en el cual los usuarios tendrán la posibilidad de adquirir una gran variedad de bienes. Entre ellos, islas, casas e inclusos robots, dando como resultado un título bastante atractivo para los inversores.

El juego también incluye los NFT como avatares, los cuales serían los robots que manejarían los usuarios. Cada uno tendrá sus propias habilidades, una apariencia única y ventajas específicas que permitirán a cada usuario diferenciarse del resto en el mundo virtual de RobotEra.

Mientras tanto, TARO, es el token del proyecto, y que funciona como medio de pago para adquirir los activos disponibles en el ecosistema de RobotEra. Hasta ahora, es una de las criptomonedas menos conocidas, pero con un gran potencial de seguir creciendo. Muestra de ello son los más de 135.000 dólares que han recaudado a pocos días del lanzamiento de la primera etapa de su ICO.

Invertir en TARO

3. IMPT, la criptomoneda más verde

La propuesta de IMPT.io es bastante interesante de cara a las iniciativas enfocadas en el cuidado del medioambiente. Se centran, principalmente, en la reducción de la huella de carbono de los usuarios que inviertan en el proyecto.

De la misma manera, ofrece otro tipo de recompensas a aquellas personas que hagan uso constante de su plataforma. Esto le ha permitido, poco a poco, dejar de ser una de las criptomonedas menos conocidas, y pasar a ser una de las más prometedoras del mercado de cara al 2023.

Su idea es simple, pero con un gran impacto en el cuidado del ambiente. En efecto, la plataforma IMPT.io llevará a cabo el proceso de tokenización de créditos de carbono, que posteriormente serán entregados a los inversores en forma de NFT.

Por otro lado, IMPT es el token de interés para las ballenas, que permitirá la entrada de cualquier persona que quiera llevar su historial de carbono a 0. Eso quiere decir que su apoyo al medioambiente será proporcional a la inversión que realice.

Invertir en IMPT

4. RIA, de las criptomonedas menos conocidas

Aunque ahora tienen menos influencia en el mercado, los juegos P2E no han pasado de moda por el potencial de ganancias que ofrecen. En ese sentido, Calvaria: Duels of Eternity es un nuevo proyecto que utiliza RIA como token nativo para las transacciones en su ecosistema.

RIA, por su parte, se posiciona como una de las criptomonedas con mayor proyección para el 2023. Muestra de ello es el apoyo de millones de usuarios en todo el mundo que han depositado sus fondos y su confianza en el proyecto, incluyendo grandes ballenas.

Esto en parte gracias a la modalidad de juego de Calvaria, la cual está basada en un juego de cartas donde los personajes, herramientas y estrategias pueden ser personalizadas por el usuario.

A su vez, los jugadores podrán formar barajas de cartas que tienen la posibilidad de ser intercambiables o venderse como NFT, obteniendo dinero a cambio de ellos. Por ahora, en su fase de preventa, es una de las criptomonedas menos conocidas, pero que goza de un gran apoyo por parte de su comunidad.

Invertir en RIA

Invertir en RIA