C+Charge a punto de alcanzar los 880.000 dólares en su segunda fase de presale – Invierte antes de quedar en sold out

Gilberto Rojas
| 7 min read

C+Charge (CCHG), proyecto que busca combinar toda una red de carga para vehículos eléctricos, beneficios en forma de créditos de carbono y una criptomoneda deflacionaria como núcleo de todo el ecosistema y ya ha superado los 800.000 dólares de recaudación en su segunda etapa de preventa.

Según informaron desde su último comunicado de prensa y “en respuesta al gran interés en el proyecto, el equipo anuncia hoy que la estructura de precios de preventa, que ve el aumento del precio del token CCHG durante el propio presale¸ está cambiando”.

Y es que la hoja de ruta indica que serían cuatro etapas de preventa, pero ahora habrá ocho, dividiendo la recaudación de fondos en fases más pequeñas y de mayores posibilidades de éxito a corto plazo.

La primera fase superó los 780.000 dólares recaudados

La etapa uno de la preventa finalizó con una recaudación que superaba los 780.000 dólares, no los 2 millones de dólares previamente establecidos según la hoja de ruta del proyecto. Esto quiere decir que C+Charge se encuentra en la fase dos de su presale e intentará conseguir su próximo hito.

Este proyecto ‘cripto verde’ se trata de un sistema de pago entre pares que abre créditos de carbono a los conductores de vehículos eléctricos y respalda el despliegue de la red de estaciones de carga de la que dependen. 

C+Charge es la solución adecuada en el momento adecuado, por lo que la demanda del token aumentará a medida que más inversores se enteran del proyecto”, dice la empresa.

Y agrega que los posibles compradores del token CCHG deberán actuar con rapidez para superar el primero de los siete aumentos de precios que acompañarán la finalización de cada etapa de la preventa.

Una de las consideraciones a tomar en cuenta es que el precio del token en la etapa uno ha cambiado: cada CCHG pasó de valer 0,013 dólares a 0,0145 dólares en la etapa dos, lo que se traduce en un aumento de 11,5 % y solo faltan cinco días para la etapa tres, cuando el token volverá a incrementará su valor.

Etapa

Precio

% de tokens

Cantidad de tokens

Recaudación

Fecha final

1

USD 0,013

15 %

60.000.000

780.000

8 de febrero

2

USD 0,0145

15 %

60.000.000

870.000

15 de febrero

3

USD 0,016

15 %

60.000,000

960.000

22 de febrero

4

USD 0,017

15 %

60.000,000

1.020.000

1 de marzo

5

USD 0,018

10 %

40.000,000

720.000

8 de marzo

6

USD 0,019

10 %

40.000,000

760.000

15 de marzo

7

USD 0,02

10 %

40.000.000

800.000

22 de marzo

8

USD 0,0235

10 %

40.000.000

940.000

29 de marzo

   

400.000.000

6.850.000

 

El suministro total de CCHG es de mil millones (1.000.00.000), lo que significa que el 40 % saldrá en preventa.

C+Charge busca generar utilidad real

Según se puede leer en su último comunicado de prensa, cuatro son los objetivos principales de toda su propuesta:

Recompensas en créditos de carbono

Por primera vez, los conductores que carguen sus vehículos eléctricos en las estaciones de C+Charge obtendrán recompensas directas en forma de créditos de carbono.

“¿No es hora de que todos podamos acceder a créditos de carbono cuando cargamos nuestros vehículos eléctricos? Desafortunadamente, esa no es la situación hoy. Cada vez que un conductor de EV carga su batería, podría estar ganando créditos de carbono, pero no existe una plataforma que ofrezca eso, hasta la llegada de C+Charge”.

C+Charge quiere atraer inversores a largo plazo centrados en financiar la realización de este caso de uso lucrativo que contribuirá a beneficiar el medio ambiente, pero incluso así, vale la pena señalar que los inversores de la etapa uno, obtendrán una ganancia nominal del 80 % cuando finalice la preventa.

Y otro detalle, cada vez que se pague con CCHG en las cargas de vehículos, estos tokens se eliminarán de la circulación, creando así un mecanismo de apoyo para la criptomoneda del proyecto.

Agilización del pago en redes de carga

“Hoy en día existen formas competitivas de medir los pagos. C+Charge los reemplaza con un sistema de pago universal de fácil acceso que no requiere la instalación de costosos equipos de punto de venta; en cambio, los conductores deberán usar el token CCHG para pagar”.

Además, a través de la asociación de C+Charge con Flowcarbon, los propietarios de vehículos eléctricos podrán ganar créditos de carbono en forma de Goodness Native Token (GNT) cada vez que carguen.

El token GNT representa un crédito de carbono voluntario verificado y está respaldado por las firmas de capital de riesgo a16z Crypto y Samsung Next, así como por el administrador de fondos Invesco.

Beneficios para propietarios y gestores de redes de recarga

La tecnología blockchain reduce el costo de administrar las estaciones al prescindir de los costosos PoS como se mencionó anteriormente, pero también puede transmitir información confiable en tiempo real sobre el estado de cada estación y realizar tareas de diagnóstico.

Eso significa que C+Charge se convierte en una herramienta esencial para, por ejemplo, los municipios o aquellos que ejecutan soluciones de carga comunitarias residenciales. Para los propios conductores de vehículos eléctricos, también proporciona una forma de realizar un seguimiento fiable de la disponibilidad de las estaciones de carga en pleno funcionamiento.

Y debido a que todo funciona a través de tecnología blockchain, lo que necesita el conductor de EV es una conexión a Internet y la aplicación C + Charge para interactuar sin problemas con la plataforma.

Incentivando la adopción de EV

A pesar de que las ventas de vehículos eléctricos han estado en auge, los créditos de carbono como incentivo clave para su adopción no se utiliza en ningún lugar con la amplitud necesaria.

Otro factor que frena el despliegue de una infraestructura de carga adecuada y accesible es la forma en que los créditos de carbono se desvían hacia las grandes empresas, en detrimento de otros, incluidos los conductores de vehículos eléctricos.

Los ganadores en el actual sistema de créditos de carbono son aquellos que producen o usan bienes que permiten usar menos carbono, pero los conductores de vehículos eléctricos están injustamente excluidos. Los fabricantes de vehículos eléctricos, como Tesla, pueden ganar millones de dólares vendiendo créditos de carbono a los contaminadores”.

“C+Charge quiere democratizar los créditos de carbono para que una parte cada vez mayor de los ingresos por estos bonos verdes, valorados en 851.000 millones de dólares en 2022, llegue a los bolsillos de los propietarios de vehículos eléctricos que intentan hacer lo correcto, pero no reciben las recompensas que reciben”.

La industria de los créditos de carbono tendrá un valor de 2.4 billones de dólares para 2027, por lo que abrir el acceso a los conductores de vehículos eléctricos será un gran negocio.

Así funcionará la App de C+Charge

  • Utiliza el buscador de geolocalización de estaciones de carga de fácil acceso para llegar a un punto de carga asociado de C+Charge.
  • Ahí contarás con múltiples opciones de integración de plataforma para pagar con el token CCHG almacenado en la billetera crypto de la aplicación.
  • Encuentra instantáneamente los tiempos de espera del cargador y su estado operativo para que no hagas un viaje en vano a una estación defectuosa.
  • Realiza un seguimiento de la cantidad de créditos de carbono GNT que has ganado y cuántos CCHG tienes retenidos.

Un dato no menor es que los créditos de carbono de C+Charge se pueden convertir en NFT como parte del programa de reflejos y almacenarse en la aplicación.