26 Sep 2022 · 2 min read

Brasil: La policía intervino 6 exchanges de criptomonedas

 

La policia y los oficiales de impuestos en Brasil, en una importante operación, allanaron seis intercambios de criptomonedas de ese país. Creen que las plataformas podrían estar implicadas en una red criminal y de lavado de dinero.

En un anuncio conjunto, el Departamento Especial de Ingresos Federales de Brasil (conocido localmente como Receita Federal, o la agencia del servicio de ingresos federales) y la Policía Federal, afirmaron que los allanamientos se realizaron como parte de lo que denominan “Operación Coloso”.

Los oficiales explicaron que creen que se han lavado unos USD 380 millones a través de plataformas nacionales de comercio cripto, y que una sola "organización criminal" está detrás de esto.

Ellos escribieron:

“La operación combatirá una organización criminal dedicada al lavado de dinero que ha utilizado un intrincado sistema de remesas. [La organización] ha enviado recursos ilícitos al extranjero a través de la compra y venta de criptomonedas”.

Las agencias declararon que la organización había hecho uso de una red de "empresas ficticias" y "pasó fondos a través de cuentas secundarias", antes de comprar criptomonedas.

Afirmaron que el dinero estaba compuesto por “fondos malversados, ganancias del narcotráfico, dinero lavado” y los ingresos de varios “delitos contra el sistema financiero nacional”.

Un total de 158 oficiales fueron enviados a direcciones en São Paulo, Río de Janeiro, Bahía y Santa Catarina.

Exchanges allanados

El medio de comunicación Metropoles informó que el Tribunal Penal de São Paulo había emitido 101 órdenes judiciales relacionadas con el caso, así como “dos órdenes de arresto” y 37 de allanamiento. Veintidós de estos fueron emitidos a personas físicas y 15 a empresas.

Seis de estas órdenes de allanamiento se emitieron a exchanges de criptomonedas, aunque no se ha revelado la identidad de las plataformas comerciales. También se han buscado otras cuatro instituciones financieras que cuentan con licencias emitidas por el Banco Central para operar en el mercado cambiario, así como tres firmas contables.

Metropoles agregó que los operadores de la red supuestamente eran "responsables de comprar grandes cantidades de criptoactivos en el extranjero, en países como Estados Unidos, Singapur y Hong Kong" y luego vender estos tokens en el mercado negro brasileño.

Las agencias agregaron que esta red criminal podría tener ya cuatro años de actividad, antes del lanzamiento de la Operación Coloso.

El desarrollo se produce cuando las conversaciones sobre la regulación criptográfica comienzan a intensificarse en Brasil, y los reguladores ahora compiten por un mayor control sobre el sector.

-----------------------