24 jul 2021 · 1 min read

Beijing 2022: el yuan digital desata polémica entre EEUU y China

Beijing arremetió contra tres senadores republicanos que pidieron al Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos que impida que los atletas estadounidenses utilicen el yuan digital, la moneda digital del banco central (CBDC) con la que China espera deslumbrar al mundo en el invierno de Beijing 2022, los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en la capital a partir de febrero.

El grupo, que incluye a Marsha Blackburn, Roger Wicker y la “senadora de bitcoin (BTC)” Cynthia Lummis había expresado preocupaciones sobre el espionaje y la seguridad de los datos.

En su carta, escribieron que "el yuan digital puede usarse para vigilar a los ciudadanos chinos y a quienes visitan China en una escala sin precedentes, con la esperanza de que mantengan billeteras digitales en yuanes en sus teléfonos inteligentes y continúen usándolas a su regreso".

Pero, según un aviso oficial del sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el portavoz Zhao Lijian, atacó airadamente a los senadores cuando un reportero de Reuters le preguntó sobre el tema en una conferencia de prensa. Zhao afirmó que la carta "solo reflejaba la ignorancia de los políticos".

Agregó una recomendación de que los senadores se tomen el tiempo para "aprender qué es realmente una moneda digital".

Zhao afirmó que cuando se trata de "espionaje y amenazas a la seguridad digital", Estados Unidos "establece el estándar mundial". Él explicó:

“Estados Unidos no solo monitorea a sus competidores, sino también a sus aliados a través de diversos medios como el robo de datos y las escuchas telefónicas. Todo el mundo sabe que estos hechos son ciertos ".

“Las monedas digitales son un producto inevitable del desarrollo de la tecnología digital y se ajustan a las tendencias actuales del desarrollo económico digital global. La ley china también establece disposiciones claras para garantizar los principios de seguridad de los datos”, continuó el portavoz.

Y Zhao concluyó que "los políticos estadounidenses deben respetar el espíritu de la Carta Olímpica, dejar de politizar el deporte y abstenerse de hablar sobre la próxima moneda digital de China".