Cómo jugar al Póker

Alberto Vázquez
| 23 min read

Es quizás el juego de cartas más famoso de todos. Hemos visto las apuestas póker más atrevidas en películas clásicas como El Golpe o en otras más recientes como Apuesta Final, con unos jóvenes Matt Dammon y Edward Norton. Pero, ¿sabemos realmente cómo jugar al póker?

En esta guía vamos a contarte todo lo que necesitas saber para iniciarte en este vertiginoso juego en el que tan importante es tener una buena mano como convencer al resto de contrincantes que la tienes. Repasaremos paso a paso cómo son las partidas de póker y cuáles son las manos que te van a dar más premios.

Reglas del póker


Una baraja de 52 cartas y de dos a siete jugadores. Esto es lo necesario para jugar al póker, uno de los juegos de cartas más populares del mundo. Y como habrás imaginado, solo uno de los jugadores puede ganar la partida. Tras las rondas de apuestas póker, el jugador con la mano de cartas de mayor valor gana o el último participante que siga dentro del juego. ¿Parece sencillo, verdad?

Todos los inicios lo son, pero a medida que se empiezan a repartir las cartas surgen las estrategias de póker y cómo jugar al póker y ganar depende de muchos factores, también de un tener un poco de suerte.

apuestas póker sobre el tapete

Como sabrás, hay varias modalidades de partidas de póker en los casinos online. Dos de ellas son las más populares: el juego clásico de cinco cartas y la variante Texas Hold’em, con dos cartas en posesión de cada jugador y cinco cartas sobre la mesa..

Más adelante te contaremos en detalle sobre la variante Texas Hold’em, pero lo primero que debes saber es que todos los jugadores que juegan al póker parten siempre con las mismas opciones. Tras las apuestas iniciales, cada uno recibe sus cartas (cinco o dos, dependiendo de la modalidad).

A partir de aquí, distintas rondas de apuestas y momentos para retirarse, subir apuesta, descubrir cartas y conseguir el objetivo: ser el último jugador o el que tenga la mejor mano en su haber. La mano ganadora o triunfo se debe construir con un máximo de cinco cartas. Ya estén en posesión del jugador o con la combinación de sus naipes y los que hay sobre el tapete.

Orden, valor y distribución de las cartas

El juego clásico de póker toma una baraja de 52 cartas y se acostumbra a descartar los comodines o jokers, aunque depende del casino online y la variante que se juegue se pueden dejar uno o dos comodines.

Las cartas de la baraja se distribuyen en cuatro palos (corazones, tréboles, diamantes y picas). Cada palo tiene el mismo número de cartas (13) habiendo en una baraja cuatro cartas de cada número o figura. Los naipes, de mayor a menor, son:

  • As
  • K
  • Q
  • J
  • 10
  • 9
  • 8
  • 7
  • 6
  • 5
  • 4
  • 3
  • 2

A diferencia de otros juegos como el Blackjack, aquí las cartas no suman puntos y su valor es el que se registra en la misma carta.

Antes de empezar, el dealer o repartidor baraja las cartas y las repartirá empezando por el jugador de su derecha, siempre siguiendo las agujas del reloj. Los jugadores junto al repartidor (izquierda y derecha) serán los encargados de colocar las primeras apuestas póker de la siguiente manera:

  • A la izquierda del dealar: ciega pequeña o post (mitad de la apuesta mínima
  • A la derecha del dealer: ciega grande o apuesta mínima de la partida

Para saber cómo jugar póker, también hay que tener en cuenta que las apuestas se realizan con fichas que suplantan el dinero. Antes de iniciar la partida, cada jugador cambia el dinero por fichas que más tarde volverá a descambiar. Se establece un mínimo y un máximo para entrar en la partida y se acostumbra a no permitir más cambios de dinero. Aunque cada casino online con juegos de dinero real puede tener sus reglas.

Ronda de apuestas póker

La partida se ha iniciado y todos los jugadores saben qué de dos cartas tienen en su posesión. Para saber qué tres primeras cartas hay sobre el tapete toca apostar.

Preflop

En esta primera ronda de apuestas póker, los jugadores deciden si siguen adelante o se retiran. En el caso de que sigan, podrán ver qué tres primeras cartas hay sobre el tapete. La partida continúa si hay, al menos, dos jugadores que quieren seguir adelante.

Flop

En esta ronda se muestran las tres primeras cartas que hay sobre el tapete. Ahora los jugadores tienen cinco cartas para saber qué mano ganadora pueden configurar. Tras destapar las cartas se inicia una nueva ronda de apuestas: aquellos que quieran seguir deben colocar ficha, los que no quieran pueden retirarse de la partida. Debe haber un mínimo de dos jugadores para seguir o el único jugador en pie ganará y sin necesidad de mostrar su mano.

Turn

Se descubre la cuarta carta sobre el tapete y se realiza la tercera ronda de apuestas póker. Se va definiendo la partida, puesto que aquellos jugadores que no puedan combinar esta carta para su mano ganadora solo tendrán una oportunidad más para conseguirlo. Tras la apuesta, debe haber un mínimo de dos jugadores para continuar.

River

Última ronda de la partida de póker y última oportunidad para apostar. Aquí se descubre la quinta y última carta que hay tapada sobre el tapete. Tras ello, los jugadores realizarán su última apuesta y la partida quedará vista para sentencia.

Si hay más de un jugador vivo en la partida se pasará al momento del showdown, en el que los participantes deberán mostrar su mano ganadora. Pueden hacerlo combinando las cartas de la siguiente manera:

  • Tomando sus dos cartas y combinando con tres de las cinco que hay sobre el tapete
  • Tomando una carta en posesión y combinando con cuatro cartas del tapete

La mano de más valor gana la partida y se lleva las fichas que se han apostado hasta este punto.

Ganar sin mostrar las cartas

Otra forma de ganar una partida de póker es sin necesidad de mostrar las cartas. Como te hemos ido contando, si tras cada ronda únicamente queda un jugador éste será el ganador de la partida.

Una forma de ser el único jugador vivo sobre la mesa es presionando al resto de contrincantes subiendo las apuestas en cada ronda. Puede que esta persona vaya de farol, término que se usa para definir al jugador que sube apuestas con una mano de poco valor. Solo si seguimos el ritmo de apuestas podremos obligar a mostrar su mano.

Objetivo en el póker

El objetivo del póker es sencillo: ganar y llevarnos todas las fichas apostadas que hay sobre el tapete. Para conseguirlo hay dos formas. Una es siendo el jugador que descubre sus cartas (showdown) tras las rondas de apuestas y posee la mejor mano o de mayor valor de todos los participantes que han llegado hasta esa ronda en concreto.

La otra forma de ganar es siendo el último sobre la mesa. Sí, esto sucede cuando se han realizado las apuestas en cada una de las rondas de apuestas póker y todos los jugadores menos uno se han retirado de la partida. En este caso, el que sobrevive no tiene por qué mostrar sus naipes, así que sería un ganador y nadie sabría si realmente poseía o no la mejor mano de todas.

Es en estos casos en los que entra el término ir de farol, que significa que el jugador que sube las apuestas y aprieta la partida en realidad no tiene una buena mano y hay otros oponentes que pueden batirle.

Como nadie lo sabe y todos dudan, muchos abandonan pensando que es una mano de verdad. Otros siguen las apuestas para descubrirlo. Y es ahí cuando sabremos si iba o no de farol.

Manos del póker


Como te hemos contado más arriba, la forma de ganar más habitual en el póker es juntando la mejor mano de entre todos los jugadores. Si quieres saber al póker cómo jugar y tener un poco de éxito, entonces es importante conocer en detalle cuáles son las combinaciones de cartas que existen y cuáles tienen mayor valor.

A continuación, te mostramos las manos de póker para que las conozcas bien. El orden que hemos seleccionado es de menor valor a mayor, siendo la jugada carta más alta la que tiene el menor valor y la escalera real la combinación imbatible en una partida sin comodines y de la modalidad Texas Hold’em.

Carta más alta

Solo con una carta puedes tener éxito en el póker. Aquí se trata del triunfo más asequible: escoger la carta de más valor de las cinco que poseemos o podemos combinar. De esta forma, el As sería la carta más alta de las que podemos poseer y el dos su antítesis, la más baja.

apuestas poker carta más alta

 

Pareja

Como su nombre indica, esta mano de póker triunfo se conforma de dos cartas. Su combinación es sencilla: de las cinco o siete cartas que podemos combinar, dos deben ser iguales, del mismo valor aunque serán de diferente palo.

La pareja de mayor valor que vence al resto de parejas es la que se conforma con dos ases. La pareja de menor valor es la que creamos al juntar un par de doses.apuestas póker pareja

Doble pareja

La cosa se va poniendo más interesante, ya que ahora entran en juego cuatro cartas para formar dos parejas. Como su nombre indica, se trata de poseer dos parejas de cartas distintas. O lo que es lo mismo, una pareja de un valor y otra de un valor distinto. La doble pareja imbatible es la que formaremos con dos Ases y dos Reyes (K) y que vencerá a otras apuestas póker con doble pareja.

Importante aclarar que las cuatro cartas son de dos parejas distintas, porque si juntamos cuatro cartas del mismo valor hacemos un póker. Pero esto lo vamos a contar más adelante.apuestas póker doble pareja

Trio

Se trata de una de las manos de póker más importantes en la que poseemos tres cartas del mismo valor de las cinco que podemos combinar. Como habrás imaginado, el trio vence a las dobles parejas y a la pareja, siendo la mano de tres ases la más alta y la de tres doses, la más baja. Suele suceder que los tríos se consiguen de una forma muchas veces no buscada, cuando estamos detrás de conseguir una mano de Póker o un Full pero no obtenemos todos los naipes que esperamos.apuestas póker trio

Escalera

Aquí entran en juego todas las cartas que podemos combinar para crear una combinación de cinco naipes consecutivos y de distinto palo. Una escalera clásica es la que podemos formar, por ejemplo, con un 3 de corazones, un 4 de picas, un 5 de tréboles, un 6 de diamantes y un 7 de corazones. Se trata de una buena mano para aumentar las apuestas póker una vez obtengamos esta combinación o estemos cerca.escalera apuestas poker

Color

A la hora de aprender al póker cómo jugar hay un aspecto que no podemos pasar por alto: las figuras son importantes, pero el palo de los naipes también. Así que nada como poseer cinco cartas del mismo palo (corazón, trébol, picas o diamantes) sobre la mesa para obtener un triunfo de color. No deben ser cartas consecutivas, pero si poseen alguna figura o As mejor, porque batirán a otra posible mano de color.apuestas poker color

Full House

Una mano que satisface al que la posee. Este triunfo se compone de un trio y una pareja, sin importar los palos. En el caso de que se encuentren dos Full House sobres la mesa, el que posea el trio de más valor vencerá. En este caso, un trio de Ases y una pareja de reyes, será imbatible ante cualquier otro Full.

Detrás de esta mano hay una estrategia que podemos seguir porque es posible despistar a los rivales y hacer creer que solo se posee un trio o ir más allá y reivindicarnos con un póker que en realidad no tenemos. Ideal si queremos ir de farol.apuestas poker full house

Póker

Es la combinación de naipes que ha dado nombre al juego. Cuando poseemos un póker lo reconocemos, es indistinguible: cuatro cartas del mismo valor de las cinco que podemos combinar. No hay Póker que venza a un Póker de ases.apuestas poker de ases

Escalera de color

En inglés se la conoce como Straight Flush y es otra de esas manos tan difíciles de conseguir que si la poseemos seremos muy afortunados. Su combinación es la siguiente: poseer cinco naipes consecutivos y del mismo palo, excluyendo las figuras. Así, una escalera de color se crearía con cinco cartas entre el 2 y el 9 y todas ellas del mismo palo (corazones, tréboles, picas o diamantes).apuestas poker escalera

Escalera real

El sueño de cualquier jugador de póker, incluidos aquellos que empiezan a aprender cómo jugar póker, es poseer una escalera de color, el triunfo imbatible en este juego. Su combinación es casi mágica: poseer cinco cartas consecutivas y del mismo palo. Pero no cualquier carta, sino los cinco naipes más valiosos de ese palo.

De esta forma, poseeremos una escalera de color al tener el 10, J, Q, K y As de cualquier de los cuatro palos. Sin duda, una mano para subir nuestras apuestas póker.apuestas poker escalera real

BONUS: Repóker

Se trata de una mano que solo podremos conseguir si jugamos una partida con uno o dos jokers o comodines. El Repóker se consigue al combinar una mano de póker (cuatro cartas iguales) más un comodín. Esta mano es imbatible en este tipo de partidas, ganando incluso a la escalera de color real.

Estrategias del póker


La industria de los juegos de azar va sumando adeptos en España al tiempo que aumenta el tiempo que jugamos y el dinero que invertimos. Entre los entretenimientos más populares de las plataformas online encontramos el póker.

Los datos de los que disponemos hasta la fecha indican que los ingresos netos que han recibido los casinos online con este juego es de 52,5 millones de euros en el añó 2020, según recoge la web Statista en su informe Poker online España: margen neto de juego 2014-2019 | Statista.

El aumento es considerable y nos indica que cada vez más personas quieren aprender cómo jugar al poker. Y eso es lo que vamos a mostrarte a continuación: las mejores estrategias del póker para que tu participación en una partida de póker sea un éxito. Vamos a empezar por lo más sencillo e iremos mostrándote algunas estrategias más avanzadas.

apuestas póker cómo jugar

Conocer las reglas y las manos

Lo primero de todo es que conozcas al detalle cuáles son las manos ganadoras, las distintas rondas de apuestas o tengas en mente los límites de apuestas. El buen jugador de póker es aquél que se concentra en la partida y no está pendiente de factores externos que le puedan distraer.

¿Apostar o no apostar? La estrategia de las 19 manos

El gran dilema del póker: ir o no ir a todas las apuestas que hay sobre la mesa. Una buena forma de empezar a saber cómo jugar y apostar al póker es con la estrategia de póker de las 19 manos.

Se trata de un movimiento muy sencillo que se aprende al instante. Las 19 manos seleccionados con las que sí puedes ir y ver la apuestas ciegas en el Preflop son las siguientes:

  • Las 13 parejas
  • As y K; As y Q; As y J; K y Q, K y J; Q y J

Es obvio que se trata de una muy buena mano de inicio que nos abre muchas posibilidades, ya que partimos con una pareja o con dos figuras. Por es es una mano perfecta para los principiantes del póker. En las siguientes rondas de apuestas deberemos valorar si vamos a por un trio o tenemos opciones de algo más.

Leer bien las situaciones de partida

Observar las cartas sobre la mesa o fijarse en los movimientos de apuestas que realizan los otros jugadores. No se trata de analizar todas las situaciones pero sí prestar atención a las cosas que van pasando en las apuestas póker. Una buena forma de aprender cómo jugar póker es la observación de los oponentes.

También debemos tener en cuenta que el resto nos observan, así que también debemos mantener la calma o realizar apuestas agresivas para confundir.

Estrategia de póker avanzada: apuesta de continuación

Ya eres un jugador con cierta experiencia que sabe leer bien las cartas que hay sobre el tapete e incluso realizar algún farol de vez en cuando. En definitiva, controla sus emociones y sabe desprender hacia los demás lo que quiere.

Aquí se trata de seguir una idea de juego y no desfallecer hasta conseguir la carta o cartas que queremos. Por ejemplo, en la ronda de Preflop tenemos una mano de salida con un As y una K. Así que vemos la ciega grande, siguiendo la estrategia de las 19 manos.

En el Flop, las tres cartas son, por ejemplo, bajas y no nos cuadran. Aquí se trata de realizar la apuesta póker de continuación y apretar un poco la partida y a los rivales. No es un farol, porque confiamos en que en el Turn y en el River salgan nuestras cartas. Pero para el resto nos mostramos como un jugador con una mano ya ligada.

¿Cuándo detener la apuesta de continuación? Si en el Turn un jugador toma la iniciativa y vemos complicado combinar una mano, mejor desistimos. Es posible que podamos batir a un jugador en una partida de uno contra uno pero no a cinco o seis jugadores.

Proteger una mano baja

Una pareja de salida siempre es una buena mano, pero si se trata de una pareja baja (2 o 3) puede convertirse en un aprieto. Igualmente, hay que jugar y existen estrategias de póker para que esa mano baja pueda darnos alguna alegría.

Con esta mano vamos a ver la ciega grande y las tres cartas del Flop. Si en ese Flop aparece el trio, nuestras probabilidades amentarán contra todos los oponentes. En el caso de que no aparezca la carta para el trío, estaremos por detrás.

Es aquí cuando toca proteger o no esa mano. Una buena forma de saberlo es si siguen o no todos los jugadores en juego. En el caso de que tras el Flop estemos en una partida de uno contra uno con apuestas bajas, es buena idea seguir con nuestra pareja. Quedan dos cartas por descubrir y solo necesitamos una carta para un trio. En el caso de que las apuestas suban, mejor no proteger esta mano.

Proteger una mano alta

En este caso, se trata de proteger una mano de salida alta, como por ejemplo dos ases o dos reyes. Aquí la estrategia es que no hagamos notar al resto de jugadores cuáles son nuestras cartas. Si en el Preflop aumentamos mucho la apuesta estaremos dando señales al resto de jugadores y levantaremos sospechas. Y eso es lo que no queremos que pase.

Por eso, es bueno mantener la serenidad. Si en el Flop aparece un As o una K, tendremos un trio y quizás podamos aspirar a un Full. Es muy probable que el resto de jugadores también busquen fortuna, ya que el As y el Rey son muy atractivos.

Así que si vemos que nos siguen varios jugadores podemos ir subiendo la apuesta. Seguramente, en el Turn ya sepamos con más claridad si aspiramos a un Full House elevado. También si otros jugadores van de farol o tienen cartas altas.

Si nuestra mano es casi imbatible con las cartas que hay en el River, aumentaremos un poco más la apuesta para arrastrar al resto hasta el showdown.

Opciones de mesa


Existen varias modalidades de póker y dentro de cada una de ellas también hay variaciones. De esta forma, podemos encontrar que una misma variante de juegos de cinco cartas se juegue con joker o con apuestas póker más altas que en otras mesas.

Estas reglas se anuncian antes de entrar en la partida y son opciones de mesa que hay que conocer cuando se aprende cómo jugar póker. Te presentamos algunas de las más populares.

Con comodín

Ya hemos visto más arriba que es posible jugar al póker sin comodines, con un comodín o con dos comodines. Al añadir uno o dos comodines se suman más opciones de ganar y combinar cartas. Además, es posible conseguir el triunfo más importante del póker: el repóker, combinando una mano de póker y un comodín.

Carta menor en juego

La partida clásica de póker se juega con 52 naipes, formados por cuatro palos y cada palo con 13 cartas. Lo habitual es que el 2 sea la carta más baja, pero esto se puede modificar. Una opción de mesa es que la carta más baja pase a ser el 6 y se eliminan de la baraja todos los 2, 3, 4 y 5.

En este caso, la nueva baraja para jugar al póker se compone de 32 cartas. Esto dará pie a menos opciones de triunfos pero a más posibilidades de que todos los jugadores tengan cartas elevadas.

Rondas por juego

Las partidas de póker se conforman con cuatro rondas de apuestas (Preflop, Flop,Turn y River) y no se pueden modificar. En cambio, sí es posible disponer desde un inicio el total de rondas o partidas que se van a jugar para dirimir el campeón (entre 1 y 10) aunque lo habitual es que los propios jugadores se vayan eliminando.

Mínimo de fichas para sentarse

Antes de entrar en una partida de póker, ya sea en modalidad online u offline, todos los jugadores deben poseer el mínimo de fichas para poder jugar. Esta cifra se establece contando las apuestas mínimas y máximas por el número de rondas.

Además, si en alguna ronda un jugador no cuenta con el mínimo de fichas para hacer apuestas póker mínimas, deberá retirarse de la partida.

Apuestas póker máxima

Cada mesa marca y señala las apuestas póker máximas que se pueden realizar, con una sola condición: debe ser mayor que la apuesta mínima establecida.

También podemos encontrar mesas de póker sin límite de apuesta máximas. En ellas podremos realizar la famosa apuesta All-in en la que un jugador echa sobre el tapete todas las fichas que posee en ese momento.

Apuestas póker inicial (post) y mínima

La apuesta inicial o ciega pequeña es la primera apuesta que se realiza y es la mitad de la apuesta mínima o ciega grande. Por ejemplo, en una partida de apuestas póker 5€/10€, la apuesta inicial es de 5€ y la apuesta mínima es de 10€.

El jugador a la izquierda del dealer debe colocar siempre la apuesta inicial y el jugador a la derecha debe colocar su apuesta póker mínima o ciega grande. El resto de jugadores deberán colocar la apuesta mínima si quieren pasar al flop y ver qué cartas hay sobre el tapete – en la modalidad Texas Hold’em- o para descartar algún naipe -en la modalidad 5 cartas.

Si algún jugador quiere retirarse de esa ronda sin realizar ninguna apuesta póker puede hacerlo sin necesidad de poner la apuesta mínima o ciega mínima.

Conclusiones


El póker online es uno de los entretenimientos de casino más jugados en todo el mundo, junto a otros clásicos como la ruleta en vivo . Gracias a infraestructuras de comunicaciones y las velocidades de internet, es posible entrar en partidas automáticas o de póker en vivo con crupier de carne y hueso.

Como hemos visto más arriba, este juego y las apuestas  siguen una serie de estrategias de póker y tan importante es tener una mano ganadora como hacer creer al resto de contrincantes que poseemos una mano imbatible.

Existen muchas maneras de hacer apuestas póker y en algunos casos las reglas de la mesa nos indicarán los límites que podemos ejercer. Pero más allá de eso, es conveniente no dejarse llevar por el ímpetu y mantener siempre la cabeza fría.

El póker, como otros entretenimientos del casino, requieren serenidad y no olvidar nunca que esto es solo una forma de pasar un buen rato.

Preguntas Frecuentes


¿Puedo hacer todas las apuestas póker que quiera sin límite?
Dependerá de si la mesa en la que juegas hay establecido un límite de apuesta o no lo hay. En una mesa con límite, solo es posible aumentar la apuesta hasta ese máximo. En una mesa sin límite se pueden poner sobre el tapete el número de fichas que deseemos, incluido el “All-in”, una de las apuestas póker más famosas de todas.

¿Cómo puedo jugar al póker y ganar una mano?
Hay dos formas de ganar una mano en el póker. Una se consigue al mostrar las cartas tras superar las rondas de apuestas póker y poseer la mejor mano de todos los jugadores. La otra es conseguir que el resto de jugadores abandonen y solo quedes tú jugando sobre el tapete.

¿Cuántas modalidades de póker existen?
Existen muchas variantes del póker, tanto en casinos online como offline. Tres son las más populares: el póker de cinco cartas, el Texas Hold’em y la modalidad Omaha. Además, cada una de estas variantes puede tener características propias, como la inclusión o no del comodín, los límites de apuestas y muchas otras.

¿Qué triunfo es el mejor en el póker?
Hay muchas manos ganadoras en el póker, con un Full House o un póker tienes muchas probabilidades de ganar. Pero si quieres tener la mano imbatible, entonces debes hacerte con una escalera real. Se trata de poseer cinco cartas del mismo palo consecutivas, pero solo sirven las figuras (10, J, Q, K y As).

¿Cuántas rondas de apuestas póker tiene una partida?
En una partida de póker de la variedad Texas Hold’em existen cuatro rondas de apuestas, desde que se reparten las cartas hasta que ya se han mostrado todas las cartas sobre el tapete. Estas rondas se denominan Preflop, Flop, Turn y River.

Referencias