Hong Kong abrirá el comercio minorista de criptomonedas, sus ambiciones dentro de la industria continúan creciendo

Emilio J. Pérez
| 5 min read

Con paso firme y decidido, Hong Kong tiene previsto situarse a la vanguardia de la negociación con criptomonedas a nivel mundial, creando para ello un ecosistema favorable no sólo para los desarrolladores de tecnología blockchain sino muy especialmente para comercializadores e inversores.

El último movimiento ha venido precisamente en referencia al último apartado. Hong Kong busca atraer a los minoristas, pues a priori son más temerosos e inexpertos que los institucionales, pero, en cambio, son multitud y pueden convertirse en un enorme foco de atracción

Hong Kong se adelanta mientras que EEUU y la UE ponen trabas

Sobre la antigua colonia británica pesa todavía el dolor por haber perdido el estatus de capital asiática de las finanzas en favor de Singapur, hecho que se produjo el pasado año. Gran parte del éxito de Hong Kong se basa en el peso del sector financiero, lo que hace que esta noticia ponga en riesgo los ingresos futuros. 

En paralelo a la pérdida de competencias financieras, transcurría un endurecimiento sobre el ecosistema crypto. Cabe recordar que Hong Kong fue de los primeros territorios en legislar sobre estos activos, allá por 2018, pero, quizás por su proximidad a China, con el paso del tiempo adoptó posturas ambiguas y poco claras que hicieron que las empresas crypto locales se mudasen a Singapur o Corea del Sur.

“Hubo un momento en el que Hong Kong tenía una posición de liderazgo en criptomonedas y negocios relacionados con las mismas. Ese ya no es el caso, y creo que la regulación ha sido un punto clave en este asunto”

Padraig Walsh, socio del bufete de abogados de Hong Kong Tanner De Witt

Es por eso que Hong Kong ha querido dar un giro y mirar de frente a las criptomonedas. Si en el mes de Septiembre de 2022 dijimos que aplicaba una fuerte presión sobre el sector, al poco tiempo aprovecharía la Semana Fintech para visibilizar su nueva postura y tan sólo unos meses después, a comienzos de 2023, puso sobre la mesa su concepto de Hub Crypto. 

El siguiente paso que se ha dado, por parte de la Comisión de Valores y Futuros (SFC) de Hong Kong, ha sido el de presentar una nueva propuesta de régimen de concesión de licencias para las bolsas de criptomonedas, la cual entrará en vigor en junio de 2023.

En sentido contrario, tanto la UE como EEUU trabajan a paso lento en una normalización legislativa que permita florecer a la industria sin problemas. Quizás la única excepción que podríamos ver al respecto sería UK, quien ha decidido tomar la delantera al resto del continente con una adaptación transitoria de la norma de activos financieros a los activos digitales.

El caso de UK viene a ser algo parecido al de Hong Kong, tras el Brexit el país ha perdido peso como centro financiero mundial, por lo que mirar a las criptomonedas podría ser una fórmula de revitalizar el país.

El apoyo de Pekín es clave para las aspiraciones del país

Como bien sabemos, desde la cesión británica de 1997 hasta la actualidad Hong Kong cuenta con una administración autónoma que está bajo el paraguas de la China continental, en acuerdo de aquello que se dio en llamar “Un País, Dos Sistemas”

Esto hace que Hong Kong cuente con sus propios líderes y una regulación propia, si bien siempre ha de hacerse todo con el beneplácito de Pekín. Valga el ejemplo de la Revolución de los Paraguas de 2014, cuando jóvenes cantoneses reivindicaron una menor injerencia de China y esta respondió forzando a que el gobierno local aplicase una represión feroz.

Dicho esto, China lleva aplicando una política restrictiva frente a las criptomonedas, al tiempo que trata de impulsar su propia CBDC. A pesar de los esfuerzos, según datos del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF) el país asiático sigue siendo el segundo mayor foco de minería del mundo, sólo por detrás de EEUU:

Mapa de minado a nivel mundial / Fuente: CCAF

Además, según informó el South China Morning Post en su momento, ex asesores del PBoC como Huang Yiping están abogando por adoptar una medida favorable a las criptomonedas. De hecho, crecen las voces que hablan no sólo de medidas contraproducentes sino además inútiles.

Claro está, Pekín no acostumbra a cambiar de parecer a la ligera, por lo que el primer giro aperturista parece que lo estaría dando vía Hong Kong. Informa al respecto un artículo de Bloomberg, por el cual el gobierno chino estaría en conversaciones con el cantonés y ya le habría dado su beneplácito al proyecto de Hub Crypto.  

¿Qué efectos puede tener la propuesta en el mercado?

Sin duda alguna, la creación y consolidación de un Hub financiero auspiciado por un gobierno potente como el de Hong Kong puede tener efectos muy positivos en el mercado. 

Muchas veces las empresas del sector se ven cohibidas en su desarrollo por los riesgos legales del negocio que realizan, dotar de seguridad, apoyo y visibilidad al ecosistema blockchain no sólo impulsará a las criptomonedas sino que hará lo propio con todo el concepto del Web3.

Además, parece que también surge esta iniciativa en un buen momento, porque nos hemos adentrado en una corriente alcista que favorece los flujos de inversión hacia cualquier elemento del mercado. 

Desde finales de Enero el ecosistema crypto ha vuelto a sobrepasar el billón de dólares en capitalización bursátil, lo que nos llena de esperanza a futuro.

Evolución de la capitalización global del mercado crypto / Fuente: CoinMarketCap

Si queremos aprovechar el momento para entrar en el mercado, podemos echar mano de proveedores como eToro, que no sólo nos ofrece docenas de criptomonedas con bajas o nulas comisiones, sino que también cuenta con el plus de seguridad de estar regulado por entes como la FCA británica, la ASIC australiana o la FINRA estadounidense

Para obtener una cartera convenientemente diversificada, resistente a los vaivenes naturales del mercado, siempre es recomendable destinar una porción de inversión a proyectos nuevos o nuevas ICO, que cuentan con un precio de salida a descuento y además permanecen temporalmente ajenos a los vaivenes del mercado. 

Dos buenas ideas en este sentido pueden ser Fight Out (FGHT), con 4,4 millones de dólares recaudados y un atractivo proyecto que combina metaverso con el entrenamiento personal, o C+Charge (CCHG), que con más de un millón de dólares recaudado se perfila como la iniciativa verde que democratizará los créditos de carbono. 

Al margen de estas ideas, podéis descubrir más en nuestro especial “Las 15 mejores criptomonedas para comprar en 2023”.