Nano
Nano
XNO

Nano

Si bien su nombre puede referirse a algo minúsculo, la criptomoneda Nano (NANO, anteriormente conocida como RaiBlocks) sueña en grande en su ambición de superar lo que incluso los gustos de Bitcoin prometieron lograr. Nano tiene como objetivo convertirse en una alternativa tanto a las monedas fiduciarias como a las criptomonedas dominantes como medio de pago diario. Dichos sistemas a menudo están empantanados por varios límites tecnológicos, pero la organización presenta su “cura” en la arquitectura de celosía de bloques que ofrece transacciones seguras e instantáneas sin etiquetas de precio adjuntas. 

¿Qué es Nano?

En su white paper, el equipo de Nano apunta a Bitcoin como la primera criptomoneda en obtener una adopción más amplia y presentar al público la cadena de bloques. Según estos desarrolladores, Bitcoin es culpable de varios pecados importantes que ninguna criptomoneda debería exhibir:

  • Escalabilidad limitada. El problema de escalabilidad tiene su origen en la capacidad limitada de los bloques en la cadena de bloques para almacenar datos. Reduce efectivamente la cantidad de transacciones por segundo que puede manejar blockchain, particularmente con la maduración de la tecnología y el mayor número de usuarios en la plataforma. Además, un lugar en un bloque se ha convertido efectivamente en una “mercancía”, y las tarifas de transacción promedio en Bitcoin se describen como inaceptables para muchos usuarios.
  • Alta latencia. La latencia computacional existente con Bitcoin y otras criptomonedas se describe como demasiado alta y una de las causas de los tiempos de confirmación prolongados. Esta es otra área que Nano busca mejorar.
  • Utilización de energía ineficiente. Dado que, por ejemplo, el modelo de consenso de prueba de trabajo (PoW) de Bitcoin posiblemente requiere 260KWh por transacción en promedio, toda su red necesitaría unos 27 TWh por año. Como alternativa, Nano propone deshacerse de los protocolos de consenso distribuidos como PoW o Proof of Stake (PoS) y darle a cada usuario su propia blockchain. Podría decirse que reducirá la competencia entre los propietarios de sistemas computacionales hambrientos de energía y permitirá el uso de sistemas menos exigentes para el mismo propósito.

Se supone que todas estas características combinadas brindan un escalado teóricamente ilimitado a la plataforma Nano, junto con transacciones más rápidas y gratuitas y un consumo de energía reducido como una ventaja para sus usuarios.

¿Cómo implementa NANO su tecnología DAG?

Los nano desarrolladores citan a blockchain como la principal invención de la plataforma Bitcoin. Por lo tanto, no es de extrañar que su intento de cambiar lo que consideran deficiente con Bitcoin comience con la búsqueda de una alternativa a esta tecnología. En lugar de la cadena de bloques que encontramos con numerosos criptos, Nano opta por la estructura descrita como “enrejado de bloques”. La red de bloques de Nano es una variante de la arquitectura de Gráfico Acíclico Dirigido (DAG) descrita como una “alternativa” a la cadena de bloques. La tecnología DAG se implementa en muchas criptomonedas, incluidas IOTA o Byteball .

Capitalización Volumen 24h Suministro circulante Suministro máximo
$138,237,739 $235608700 133248297.00000000 XNO 133248297.00000000 XNO

Una de las diferencias clave entre DAG y blockchain es la forma en que se organizan sus datos. En lugar de la adición secuencial de bloques a la cadena, DAG utiliza su propio orden “topológico” en el que todos sus nodos apuntan en la misma dirección sin la posibilidad de un bucle. DAG se describe mejor como que tiene la apariencia de un árbol o un diagrama de flujo, con sus carpetas ramificadas en subcarpetas que se dividen a su vez en unidades más pequeñas.

Blockchain frente a DAG

¿Qué son las cadenas de cuentas de Nano?

Nano se aleja de la implementación estándar de DAG como su competidor IOTA. Su estructura de celosía de bloques no requiere el “descubrimiento” de dos transacciones recientes utilizando un algoritmo relevante. En cambio, cada usuario que realiza transacciones recibe su propia cadena de bloques controlada por las claves privadas del usuario. Las cuentas de la red Nano se describen como “cadenas de cuentas”. Corresponden a los historiales de transacciones o saldos de una cuenta en particular. Dado que los usuarios son los únicos capaces de modificar sus cadenas, pueden actualizar sus bloques independientemente de toda la red, es decir, de forma asincrónica. La velocidad con la que se realizan estas actualizaciones es lo que respalda la oferta de Nano de ofrecer transacciones y tiempos de confirmación más rápidos que los encontrados con las criptomonedas de la competencia.

Al mismo tiempo, este sistema tiene como objetivo resolver el problema del tamaño de los bloques, que ha sido un tema muy debatido en la comunidad criptográfica. La razón de esto es el hecho de que el tamaño del bloque se percibe como un cuello de botella en la gestión de cada vez más transacciones que vienen con la adopción más amplia de la tecnología blockchain. Como alternativa, Nano ofrece su sistema de dos transacciones, con una de las transacciones pasando de un remitente y otra a un receptor. El requisito previo para la confirmación de la transacción es que el receptor firme el bloque que confirma que los fondos relevantes han llegado a su destino. En caso de que solo el remitente firme el bloque, las transacciones no se pueden completar.

El enfoque en la gestión asincrónica de cuentas en la red Nano también se refleja en la forma en que la plataforma Nano planea introducir actualizaciones futuras en su cadena y red. Dado que enviar una instrucción para implementar una actualización en un bloque específico no es una opción, el equipo de Nano comenzó a implementar el sistema llamado bloques Epoch a finales de 2018.

¿Cómo gestiona las transacciones la tecnología Block-Lattice?

Se afirma que la tecnología de celosía de bloques de Nano es única por la forma en que se gestionan y registran las transacciones con ella. Para usar la analogía con blockchain, cada una de sus transacciones constituye un bloque independiente, y cada transacción reemplaza a la que le precede. Los nuevos bloques en la cadena de cuentas realizan un seguimiento del saldo actual de la cuenta del propietario y usan esa información cada vez que manejan transacciones.

Significa que el sistema confirma las transacciones con NANO comparando la cantidad en el bloque de envío con el saldo que registra en el bloque anterior y marcando la diferencia. Por analogía, el bloque receptor agrega la cantidad resultante al bloque anterior en la cadena de cuentas del usuario. Los saldos tanto del remitente como del receptor se actualizan ahora, y la información que contiene se registra en un nuevo bloque.

Este método permite que la tecnología de celosía de bloques evite mantener un historial de transacciones completo en su libro mayor como lo hacen los libros contables distribuidos estándar. Con la cadena de bloques de Bitcoin, por ejemplo, las transacciones no pueden obtener “luz verde” antes de tener un bloque completo incrustado con la cadena de bloques. En esta función, estos bloques funcionan como libros de contabilidad que contienen la totalidad de los registros financieros de la red y su historial. Aumenta drásticamente la demanda de información, lo que ralentiza las transacciones que se realizan en la red.

En lugar de este enfoque basado en el historial, Nano registrará el saldo actual de cada cuenta solo en su libro mayor. Las cadenas de cuentas de la red son piezas de arquitectura comparativamente poco exigentes, lo que permite a Nano abordar los problemas de escalabilidad con este enfoque novedoso. Dado que el mantenimiento de la evidencia de las transacciones implica sólo los saldos de las cuentas en lugar de los montos, las bases de datos en este proceso se pueden “podar” fácilmente, es decir, eliminar su información histórica. Esto permite la reducción de sus tamaños sin detrimento de la seguridad. Los Nano desarrolladores se jactan de poder procesar 4.2 millones de transacciones con un tamaño de libro mayor sin podar de 1,7 GB.

Además, el sistema utiliza los paquetes que ejecutan el Protocolo de datagramas de usuario (UDP) para sus transacciones, lo que reduce los costos y la demanda de los recursos informáticos, con una capacidad adicional para realizar transacciones en momentos en que el receptor no está en línea. Los recursos de hardware necesarios para el funcionamiento de los nodos se pueden mantener bajos, ya que casi todas las transacciones registran y retransmiten solo bloques.

El sistema de celosía de bloques es la columna vertebral de la arquitectura de Nano.

Modelo DPoS y eficiencia energética

Nano network no necesita mineros o prueba de trabajo para cada transacción, ya que su arquitectura permite la verificación dual de las transacciones tanto por parte de las partes emisoras como receptoras de la cadena. La ausencia de minería en la red Nano le permite eliminar por completo las tarifas de transacción. Este mecanismo impulsa la ambición de Nano de ganarse a los usuarios que se oponen a las velocidades de transacción actuales y las tarifas correspondientes en algunos de los otros proyectos importantes de cifrado. Además, Nano quiere diferenciarse de ellos intentando hacer que el gasto energético sea más eficiente.

En el corazón del sistema de seguridad de la red Nano se encuentra el modelo de Delegated Proof of Stake(DPoS). Cualquier conflicto relacionado con una transacción en particular se resuelve haciendo que los Nano delegados voten sobre los temas. El proceso de votación se realiza de acuerdo con los saldos de las cuentas de los usuarios, es decir, la cantidad vinculada a cada nodo de la red. Significa que los votos de los usuarios con saldos más elevados tendrán más peso en función de la suposición de los desarrolladores de que simplemente tienen más que perder con un comportamiento deshonesto. La inexistencia de mineros también le permite a Nano evitar la centralización del poder minero, a veces considerada la debilidad de Bitcoin. Se desalienta a los usuarios nano de intentar ejercer una influencia indebida en la red, ya que esto puede poner en peligro lo que hayan invertido en ella hasta ese momento. Aparte de eso, la falta de mineros permite que la red Nano se proteja del riesgo de estar expuesta a ataques basados ​​en la minería.

Esta solución no solo afecta el esquema de precios de Nano, ya que este modelo juega un papel central en la ambición de Nano de ofrecer una administración de energía eficiente en la red. A diferencia de Bitcoin, la arquitectura de enrejado de bloques de Nano requiere que los delegados confirmen las transacciones solo en caso de que haya un problema. A partir de esto, los nodos de la red Nano necesitan menos electricidad de la que sucedería si la plataforma usara el modelo PoW, ya que no es necesario mantener la tasa de hash máxima y constante, lo que resulta en un mayor gasto de electricidad.

¿Cómo utiliza Nano PoW como medida antispam?

La ausencia de PoW como mecanismo de consenso en la red Nano no significa que no se encuentre en ninguna parte. Se implementa como una función anti-spam que sirve para prevenir ataques maliciosos. La estructura de precios gratuita de la red la hace vulnerable al spam de transacciones sin fin. El sistema PoW implementado protege a Nano haciendo que sus billeteras pre-caché funcionen para la transacción entrante después de que se haya realizado una de las transacciones. Significa que hay una cantidad de trabajo de cinco segundos asociada con este sistema PoW, con un microsegundo necesario para la validación. De esta manera, un atacante potencial tendría que invertir demasiados recursos informáticos para llevar a cabo un ataque, mientras que los usuarios habituales solo necesitan una fracción para realizar transacciones.

Hablando de seguridad, Nano fue el objetivo del ataque de piratería en febrero de 2018 , que resultó en el robo de más de US$ 170 millones en NANO del sitio de intercambio de cifrado Bitgrail. Los altos mandos del intercambio en realidad culparon a los desarrolladores de Nano por los agujeros de seguridad en su tecnología mientras sufrían acusaciones por la falta de seguridad en el propio intercambio. Algunas víctimas a las que les robaron sus tokens exigieron que Nano hiciera un bifurcación dura en un intento por asegurar la recuperación de sus activos, pero la Nano Foundation respondió estableciendo un fondo para representar sus intereses legales.

Disponibilidad e historial de Nano Token

La historia de Nano comienza con su creador Colin LeMahieu, un desarrollador que ha trabajado con Dell y AMD. Comenzó a trabajar en el proyecto en 2014. Otros miembros destacados del equipo incluyen a Russel Waters, Mica Busch y Roy Keene. LeMahieu lanzó Nano en 2015 con el nombre de RaiBlocks, que se cambió al actual a principios de 2018 para evitar confusiones con su pronunciación.

La circulación de tokens Nano se describe como el principal incentivo para ejecutar un nodo Nano en su red. Hacer que este proceso sea más seguro y más rápido depende de la salud de todo un ecosistema de Nano basado en nodos. Sirve como un incentivo para que las empresas y los usuarios individuales adquieran carteras nano que también funcionan como nodos individuales. Hay varias carteras Nano oficiales que están disponibles en el sitio web del proyecto. Vienen como carteras basadas en web, versiones para Android e iOS y clientes de escritorio.

En noviembre de 2018, la capitalización de mercado de Nano está valorada en 247.049.170 dólares. El valor actual aparece como una caída en comparación con su máximo histórico de más de 4 mil millones de dólares a principios de 2018. El suministro total y circulante de Nano es 133.248.290 NANO, y no se crearán tokens adicionales. La distribución inicial de los tokens se realizó con la ayuda del sistema basado en faucet que se cerró en octubre de 2017. Nano se puede comprar en exchanges de cifrado como Binance y HitBTC .